Sistema circulatorio

El aparato o sistema circulatorio es un sistema de transporte que tiene como función distribuir la sangre por todos los órganos y tejidos del cuerpo.

Estamos acostumbrados a que, cuando nos cortamos sangramos, es más, todos sabemos que si nos herimos con gravedad podemos perder la consciencia ¿Pero por qué? Por la pérdida de sangre. Lo que nos lleva a preguntarnos sobre el sistema circulatorio, cómo funciona y por qué es tan importante. A continuación te presentamos las claves para que entiendas la importancia de este sistema del cuerpo humano. Si quieres más información, puedes visitar este blog.

Dinámica de la circulación

El sistema circulatorio permite el transporte de sustancias vitales a lo largo del organismo, desde el cerebro hasta las uñas de los pies. No sólo se transporta oxígeno, sino también nutrientes y desechos. También la función de limpieza es fundamental para mantener el correcto funcionamiento de las células. El ciclo empieza con cada latido del corazón: cuando el corazón se expande se llama sístole, cuando se distiende es la diástole. La sangre impulsada recorre las arterias hasta el momento que se adelgazan hasta convertirse en arterias, cuando estas cruzan por los pulmones se cargan de oxígeno. Cuando llegan a las células se realiza un intercambio de nutrientes por desechos, no sólo es dióxido de carbono sino también urea, creatinina, etc. Si es dióxido de carbono, se desecha por los pulmones cuando exhalamos; si es urea y creatinina, se desecha en los riñones. Y esta circulación es la que permite la vida.

Órganos del sistema circulatorio

Sangre. A pesar de ser líquida, la sangre es un tejido conectivo. Se compone 90% de agua, pero el porcentaje restante se encuentran los eritrocitos o glóbulos rojos (células sin núcleo que transportan las sustancias), los leucocitos o glóbulos blancos (células cuya función es la defensa), y las plaquetas (su función es formar coágulos en caso de herida). La sangre es precisamente el fluido de transporte. De hecho si tienes una herida grave y pierdes sangre lo que ocurre es que tu organismo se está asfixiando. Por esto en varias culturas de la antigüedad a la sangre se le considera equivalente a la vida. La sangre se forma en la medula ósea de la columna vertebral, pero también en los huesos largos como el fémur. Incluso si te rompes una pierna, es equivalente a perder sangre.  

Corazón. Un órgano vital que funciona como una bomba que impulsa la sangre por todo el organismo. Se compone de 4 cámaras, 2 ventrículo y 2 aurículas. La sangre llega por la vena cava al corazón en la aurícula izquierda y pasa al ventrículo izquierdo, la sangre es impulsada por la vena pulmonar, donde esta libera el dióxido de carbono (CO2) y regresa al corazón por la arteria pulmonar enriquecida de oxígeno en la aurícula derecha. En el ventrículo derecho por la arteria aorta la sangre oxigenada se distribuye a todo el organismo. El corazón en cada ciclo descansa aproximadamente 0,04 segundos. En el ser humano la frecuencia cardiaca normal es de 72 latidos por minutos, en deportistas la frecuencia es menor debido a un corazón más fuerte que necesita hacer menos latidos.

Arterias. Ductos de transporte de la sangre, su característica es que sólo transportan eritrocitos con carga de oxígeno, de allí su color rojo.

Arterias capilares. Conductos de transporte sanguíneo de un diámetro tan pequeño que sólo cabe un glóbulo rojo. Los capilares llegan a las células donde se realiza el intercambio de oxigeno por sustancias de desecho diversas.

Venas capilares. Ductos de transporte de la sangre que transporta desechos de las células para ser transportada a los órganos de expulsión: pulmones o riñones. Su diámetro es tan pequeño que sólo cabe una célula.

Venas. Ductos parte del sistema circulatorio cuya finalidad es transportar la sangre con desechos, por eso son de color azul y son más visibles por la piel. Como vimos, estas se conectan en la vena cava que llega al corazón.

Pulmones. Órganos esponjosos que forman parte del sistema respiratorio, pero que poseen una importancia vital en la respiración al permitir el intercambio de dióxido de carbono por oxígeno, vital para el metabolismo de las células.

Riñones. Órganos filtradores del sistema digestivo, pero que también posee una importancia en la circulación. Los desechos principales del metabolismo de las diferentes células son la urea y creatinina, que necesitan eliminarse del algún modo. Los encargados de hacerlo son los riñones que filtran la sangre y depositan estos desperdicios en la vejiga.

¿Sabias qué?

El corazón es un órgano que funciona con impulsos eléctricos para coordinar sus latidos, pero no sólo eso: El corazón contiene gran cantidad de neuronas por lo que algunos científicos piensan que debería ser una extensión del sistema nervioso. Quizá de ahí la noción de que los sentimientos se encuentran en el corazón.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia