Claves para una vida saludable en la tercera edad

Las claves de una adultez saludable son una buena alimentación y la realización de actividad física, siempre con la supervisión de un profesional en la salud.

En cuanto a la actividad física para mayores, existen distintos centros de dia para mayores en Madrid, donde es posible realizar gimnasia para mayores con el apoyo de un equipo de fisioterapeutas especializados, se trata de distintos ejercicios de movilidad, tonificación, fisioterapia, para controlar la postura, mejorar la marcha y disminuir el riesgo de caídas.

En cuanto a la alimentación, el consejo más importante es disfrutar de la comida, sin dejar de comer lo que realmente le gusta, pero llevando una dieta saludable.

Elegir variedad de alimentos de los principales grupos de alimentos para asegurarse de que la dieta contenga tantos nutrientes diferentes como sea posible. Una dieta equilibrada significa incorporar frutas y verduras, alimentos ricos en almidón para obtener energía (los alimentos granulados o de carbohidratos marrones son particularmente saludables). Alimentos ricos ricos en calcio como los productos lácteos (o productos de soya fortificados con calcio) y proteínas, como carne, pescado, huevos o alimentos proteínicos vegetarianos como lentejas / frijoles o productos sustitutivos de la carne.

Reducir el consumo de sal, este es un consejo que se aplica a toda la población, ser cuidadoso con la cantidad agregada durante la cocción o en la mesa. Si la comida parece ser un poco insulsa, hay muchas maneras de agregar sabor: agregar especias o hierbas secas / frescas durante la cocción, o usar una pizca de jugo de limón o vinagre agrega sabor a las comidas. Cuidado con algunos de los paquetes de condimentos premezclados: muchos de estos contienen mucha sal.

Beber cantidades adecuadas de líquidos, lo mejor para hidratarse es el agua, y también considerar beber un poco más de líquido cuando hace calor. Si la orina es de un color pálido, entonces estás bebiendo suficiente.

No olvidar la vitamina D es un nutriente realmente importante para la salud ósea. Muchas personas obtienen vitamina D a partir de la exposición de la piel al sol, por lo que salir a pasear en un día soleado es un buen consejo. Sin embargo, la piel se vuelve menos eficiente en la producción de vitamina D a medida que envejece, y los consejos oficiales establecen que todas las personas mayores de 65 años deben tomar un suplemento diario de vitamina D (10 microgramos por día). La margarina enriquecida, el pescado azul y los huevos están entre los pocos alimentos que contienen vitamina D, trata de comer algunos de estos con regularidad.

Consumir Fibra. La mejor manera de aumentar el consumo de fibra es a través del consumo de cereales integrales, frutas y verduras / ensaladas durante todo el día de la manera que desee. Si el estreñimiento es un problema, es útil elegir un cereal de salvado para el desayuno, al igual que elegir pan integral.

Mantener en el hogar un inventario de alimentos básicos para que pueda comer bien incluso si no puede ir a las tiendas. Es útil tener alimentos en el armario que sean fáciles de abrir y preparar rápidamente; los alimentos enlatados y de larga duración son especialmente útiles. Lleve una lista de los alimentos favoritos habituales para permitir que los miembros de la familia y/o cuidadores puedan comprar más fácilmente los alimentos que le gustan, si no se siente bien. Las tiendas de comestibles locales también pueden entregarle comida, si no puede ir a las tiendas.

Evitar saltarse las comidas. Es una buena idea tomar el desayuno, y si el apetito es bajo, tomar refrigerios ligeros más tarde en el día (en lugar de comer hasta altas horas de la noche y luego no poder enfrentar la comida de la mañana). La dieta del té y las galletas no es una buena forma de desarrollar una buena salud: si no puede enfrentar una comida cocinada, luego picar en porciones pequeñas de alimentos nutritivos como fruta enlatada, flan, huevo y pan tostado o una porción pequeña de arroz común / pasta / cous-cous (con algunos frijoles / tomates por color y sabor). Esto es especialmente cierto si tiene bajo peso: tener un peso saludable (sin sobrepeso o bajo peso) puede ayudar a mantenerse sano.

Cuidado con el alcohol. Pequeñas cantidades de vino con las comidas pueden aumentar el disfrute de la comida y también ayudar a dormir y relajarse. Sin embargo, cantidades más grandes de bebida alcohólica deprimen el apetito y deprimen el estado de ánimo, y beber en exceso lleva a muchos problemas de salud. Si disfruta del alcohol con las comidas, trate de mantener los límites de consumo seguro y trate de tomar al menos varios días a la semana sin alcohol.

Sobre los suplementos dietarios, si bien pueden ser útiles, estos productos solo cumplen la función de complementar los nutrientes en la dieta; no reemplazan muchos de los componentes esenciales que se encuentran en una variedad de alimentos. Se recomienda encarecidamente un suplemento de vitamina D, y si el apetito es malo o si obtener suficiente de algunos grupos de alimentos es un desafío, entonces un producto multivitamínico general de un día da cierta seguridad de la ingesta adecuada de algunos nutrientes. Los suplementos de aceite de pescado son populares, y también son una fuente adicional útil de ácidos grasos omega 3 (especialmente para las personas que no están interesadas en la porción de una semana de pescado azul recomendado para una buena salud).

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia