Rajoy apoya la tesis para la financiación valenciana

  • 09/03/2018
  • 0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ahondó ayer, más si cabe, en el enfado que existe en el seno del Consell de la Generalitat por el debate entorno al nuevo modelo de financiación autonómica. Al retraso que se está produciendo en la aprobación del sistema, prometida por el Ejecutivo central del PP para el pasado 2017, se une ahora el apoyo explícito que ayer dio al llamado «frente norte», el grupo de autonomías de la conocida como España vacía, que forman Aragón, Asturias, Castilla y León y Galicia y que pide mayor peso en el nuevo modelo de financiación autonómica para la dispersión y la despoblación, entre otras variables.

El jefe del Ejecutivo aprovechó que ayer participaba en un acto en Aragón para asegurar que «se tendrán en cuenta» los factores que reclaman las cuatro comunidades. Rajoy dijo que «la despoblación se está convirtiendo en un problema capital en nuestro país», por lo que «lo vamos a poner en la agenda nacional y el primero que propondrá soluciones es el PP».

En principio, el hecho de que el presidente se posicionara de esta forma en una de las regiones alineadas se interpreta más por parte del Consell como una forma de contentar al auditorio a menos de un año y medio de que se celebren elecciones autonómicas. Para el gobierno valenciano no se trata de que no se tengan en cuenta o no, sino que la clave está en el peso que estas magnitudes puedan tener en el futuro modelo de financiación.

De hecho, esta misma semana, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, recordaba que elementos como la dispersión, la superficie, la densidad o el envejecimiento ya están ponderados en el actual sistema, aunque representan «un efecto que en el resultado final es relativamente pequeño».

Las palabras del presidente del Gobierno de España, en todo caso, no ayudan a coser la brecha que parece que existe (y se va haciendo más grande) actualmente entre los distintos bloques autonómicos por el tema de la financiación y que se vio reflejada en el «rifirrafe» entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, a colación de esta cuestión en los últimos días.

La Comunidad Valenciana aboga por un modelo en que se tenga cuenta el número de habitantes para acabar con la infrafinanciación que provoca una desviación de más de 700 euros per cápita si se compara con Cantabria, por ejemplo.

La diferencia entre la postura de las regiones del norte, donde abundan la vida rural y los pequeños núcleos poblaciones, y la Comunidad Valenciana está en que se entiende que la educación o la sanidad son más caras porque, al estar más dispersa la población, se necesitan más medios para hacer llegar a sus habitantes los servicios básicos.

Lealtad institucional

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, cree, por su parte, que Rajoy «se equivoca» si lo que pretende es enfrentar a las comunidades autónomas. «Lo que hay es un bloque de regiones que tienen necesidades por valor de 16.000 millones de euros que no se cubren», indicó a este periódico.

El jefe del Consell abogó por pedir a Rajoy que «presente un modelo, porque aún estamos esperando a que haga algo», señaló. Puig, durante su comparecencia en el congreso del PSPV en València, pidió al presidente del Gobierno que «la lealtad institucional sea de ida y de vuelta porque los valencianos merecen unos servicios en igualdad de condiciones».

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia