Te cuento mi experiencia nadando entre tiburones

Todas las personas tenemos una forma de ser, la cual en parte es de esa manera gracias a las personas que nos educaron y la otra gran parte se formó debido a nuestras acciones y gustos. Cada ser humano tiene ideales y gustos diferentes, pero lo que toda la raza humana posee, es el miedo.

Sabiendo el significado  de la palabra miedo se nos viene a la cabeza algo que tiene que ser malo, y en parte es verdad ya que se dice que le tienes miedo a algo cuando eso te asusta, pero sin el miedo no seriamos nada, ya que sería igual que no sentir amor, sin el miedo y el amor seríamos personas inertes, sin sentimientos.

Cada persona tiene sus propios miedos, aunque hay muchos de ellos que son muy comunes como por ejemplo puede ser, el miedo escénico, el vértigo (miedo a las alturas),

la oscuridad, a la muerte, y algunos muy poco comentados normalmente pero que sí que tienen la mayoría de las personas como por ejemplo el miedo a fallar en algo.

Estos son miedos que suelen ser muy comunes, pero hay algunas personas (muy pocas) que no temen a ninguno de ellos, pero sí algún animal, ya que este es un miedo que todos tenemos. Los animales que más solemos temer son los osos, leones, tigres, pero sin duda al que la mayor parte de las personas temen es a los tiburones.

Estos últimos son muy temidos, en cambio según los zoólogos no debería de ser así, ya que son animales que aunque son carnívoros, solo atacan en caso de que tengan hambre o se sientan claramente amenazados. Evidentemente lo de que ataquen cuando solo tienen hambre no tranquiliza mucho, pero la verdad es que los tiburones solo comen un 5% de lo que pesan a la semana, lo cual es muy poco.

Yo siempre he temido a los tiburones, pero también siempre he querido vivir la experiencia de nadar junto a ellos. Hace unos meses surgió este tema en una comida de amigos, y visto que todos teníamos muchas ganas de vivir una cosa así, decidimos preparar el viaje. Siendo muy sinceros, estábamos del primero al último muertos de miedo en el momento en el cual llegamos a una de las playas del Sur de California , aunque sabíamos que íbamos con grandes profesionales y que siendo así no había nada que temer. Subimos al barco y cuando llegamos a la zona donde se encontraban los tiburones nos lanzamos al mar junto a los monitores. Al principio estábamos muy pero que muy tensionados por culpa del miedo, pero a los 5 minutos empezamos a disfrutar de la enorme belleza de estos animales. Sin duda, esta es una de las mejores experiencias que he tenido y en mi opinión, es una actividad que todos tendríamos que  realizar una vez en la vida.

Para leerme en otros articulos pincha aquí.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Diana Gracia dianablancogracia@gmail.com30 d enero d 2018 a las 13:04 (UTC)
Que valiente eres! Qué miedo! Creo que nunca sería capaz de hacerlo. A mí sobre todo me dan miedo los típicos animales, las serpientes y las arañas y jamás me metería en un sitio con ellos.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia