El Puma de Loarre

  • 03/01/2018
  • 2

Las cosas...no son lo que parecen.

 Las cosas, en Aragón, afortunadamente, han cambiado mucho en las últimas décadas, y la carretera llena de baches en la que tenía que subir con mi viejo R-8 en primera para llegar hasta la mítica fortaleza románica de Loarre, pasaron hace ya más de un lustro a la historia.  Hoy, un gran parking y un restaurante (para mi gusto todavía demasiado cerca del magnífico monumento nacional) afean los alrededores, normalmente atestados de ruidosos turistas.  Pero hoy no. Hoy, ha sido diferente. Una excursión improvisada, rápida, tenía que solucionar algo que me ha sorprendido. Mi hermana, nunca lo había visitado, y, aprovechando una visita a una localidad cercana...

Bueno, si viajas con Santi (es decir, conmigo), lo más probable es que acabes embarcado en algún tipo de aventura o descubrimiento.  Y como las cosas, hay que prepararlas bien, yo iba enrareciendo el ambiente contándole cosas de las curiosas grabaciones metálicas, y de los pasos que registraron los magnetófonos de Cuarto Milenio, y recordando las magníficas tomas del castillo que filmó Ridley Scott en su mítica película "El Reino de los Cielos". Visitar el castillo algo tarde, y en invierno, tiene además un encanto especial, y casi empezaban ya las sombras a acompañarnos, cuando iniciamos el brevísimo camino de aproximación a las puertas de la muralla. Nubes bastante oscuras crecían a nuestras espaldas y el viento ululaba incesante en dirección a lo más profundo del valle.  Que ni mi hermana, ni yo, nos hemos distinguido nunca especialmente por nuestra buena vista, es algo que ustedes seguramente no sabrían, pero, que hay que anotar en nuestro descargo, porque, avanzando cautelosos entre los enebros y los enormes abetos, mi primer recuerdo de éste asombroso suceso fue ver a mi tata darse la vuelta a toda la velocidad que su tobillo todavía demasiado resentido de un esguince le permitía, gritando de modo que se escuchaba hasta en Huesca:

¡¡Qué es eso que hay allí!!¡¡Si parece un tigre!!

Y...efectivamente. Unas pocas decenas de metros más adelante, un animal enorme de color blanco-dorado, al que no podía ver la cara, avanzaba lateralmente con el paso típico de los felinos.  Miren...la verdad es que no daba mucho crédito, pero, en éstos casos, es mejor aplicar el principio de prudencia...y con más prisa y nervios que calma, siendo muy consciente de que si se trataba de un gran felino, podía darme por jodido...pues emprendí la huída tan rápida y cobardemente como pude.

Una vez en el coche, la bestia continuó acercándose...hasta que pudimos ver su feroz rostro: un gigantesco mastín del Pirineo...seguía nuestros pasos...al ritmo que le permitía su avanzada edad, y del modo que le dejaba moverse su artritis galopante.

Con el corazón todavía al borde de la fibrilación auricular, nos bajamos del coche, y el pobre animalito, demasiado receloso de los humanos, no nos dejó acercarnos a acariciarlo hasta que decidimos sacar los bocadillos de tortilla de longaniza.

En fin, anécdota (como siempre en mi caso, hay que admitirlo, algo exagerada), que comparto con ustedes, con el deseo de que les haya divertido. Ahora bien...si creen que no podía ser para tanto...observen la forma de avanzar del animal e imaginen que solo lo ven de espaldas, y entre sombras. ¡Luego, juzguennos si se atreven! :-)

Les adjunto el enlace al vídeo.

 

 

 

https://photos.google.com/share/AF1QipMVGNm1jFWBgZmOuV1KCL0WKp6P002OmmI4-EDr4lqo_tmOHdAFOJ03KM8oOH6ZcQ?key=bnBlR3l1REV2dF81TGFudFJETUJpOXdTcFVXMFV3

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Santi santiainsa@hotmail.com4 d enero d 2018 a las 19:42 (UTC)
Un poco babosete, pero sí, un animal magnífico y con un carácter estupendo, Paloma.
Y...mucho más que fiar que buena parte de los humanos, efectivamente.
Un abrazo.
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ4 d enero d 2018 a las 07:51 (UTC)
¡Qué cosa más bonita de bicho! Llamadme inconsciente, pero últimamente tengo mucho más miedo a los de dos patas que a los de cuatro. Creo que hasta a los toros los miraría con respeto pero sin miedo. ;-)) Un abrazote.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia