Cómo se puede perder la ciudadanía italiana

Las leyes italianas especifican las circunstancias que influyen en la pérdida de la ciudadanía. En http://www.gestionistaitalia.com queremos hablarte sobre cómo se puede perder la ciudadanía italiana para que estés al tanto de la norma. Asimismo, Gestionista Italia te ofrece algunas recomendaciones para que puedas mantener este derecho.

Derecho a la ciudadanía italiana

La ciudadanía italiana está basada en el principio de Ius Sanguinis. Se trata de un criterio jurídico mediante el cual una persona tiene “derecho de sangre” a la nacionalidad italiana. Es decir, la nacionalidad la transmite un ciudadano italiano a su descendencia biológica o adoptiva, sin importar si el país de nacimiento es otro.

En la línea paterna esta ciudadanía se transmite de padre a hijos sin límites generacionales. Pero, por parte de la madre solo se transmite la ciudadanía a los hijos nacidos después del 1 enero de 1948. En esa fecha entró en vigencia la Constitución italiana. Hoy te daremos a conocer los aspectos más comunes que pueden hacer que pierdas tu ciudadanía italiana.

Cómo se puede perder la ciudadanía italiana

Existen dos formas principales por las que puedes quedarte sin la ciudadanía italiana. Puede ser de manera directa o por  renuncia formal a la ciudadanía. A continuación te daremos una explicación más detallada de cada una de las formas en que puedes perder la condición de italiano.

De manera directa

  • Si un ciudadano italiano, de manera voluntaria se alista en el ejército de otro país. O que está vinculado en algún cargo público de un país diferente a Italia. Estas situaciones se encuentran prohibidas por el Gobierno italiano, expresado en el artículo 12, párrafo primero de la ley 91/92.
  • Otro caso se refiere al ciudadano italiano quien en situación de guerra con un país extranjero esté sirviendo en el ejército del bando contrario. Ejerciendo a su vez un cargo público o político y, adicionalmente, se le haya sido otorgada la nacionalidad de dicho estado extranjero. Esta situación está prohibida y sancionada según lo establecido en el artículo 12, párrafo segundo de la ley 91/92.

Por renuncia formal

El ciudadano italiano debe realizar una declaración formal de su renuncia ante las autoridades italianas. A continuación explicaremos los casos en los cuales aplica una renuncia formal de un ciudadano italiano:

  • Una persona mayor de edad adoptada, como resultado de la revocación de la adopción por hechos imputables al adoptante. Siempre que obtenga o mantenga otra nacionalidad. Puede renunciar a la ciudadanía italiana de acuerdo a lo establecido en el artículo 3, párrafo cuarto de la ley 91/92.
  • Un ciudadano italiano que reside en otro país y que a su vez tiene otra nacionalidad. Este puede optar por renunciar a la ciudadanía de Italia según lo que contempla el artículo 11 de la ley 91/92.

Cualquier persona puede tener doble nacionalidad, esta opción entró en vigencia a partir del 16 de Agosto 1992 a través de la ley 91/92. Por lo cual la adquisición de una nacionalidad de un estado extranjero no ocasiona la perdida de la ciudadanía italiana, a menos que existan cláusulas y acuerdos internacionales.

En caso de que exista la opción de perdida de ciudanía italiana esta se podrá readquirir según lo establecido en el artículo 13 de la ley 91/92. Si este fuese tu caso nosotros podremos ayudarte con los trámites para recuperar tu ciudadanía. ¿Sabías cómo se puede perder la ciudadanía italiana?

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia