Mantenimiento de calderas

  • 06/06/2017
  • 0

Cómo ahorrar en nuestras facturas: calderas y calefacción

 

Lo cierto es que cada año las facturas de lo hogares de los españoles suben de forma irremediable. Esto puede ser porque el gasto energético aumenta, debido a cambios de temperatura extrema, o bien porque la red eléctrica encarece el gasto de energía. De todas formas existen varios trucos y consejos que nos van a ayudar a ahorrar mucho dinero en las facturas de  consumo en calefacción. Normalmente las facturas  de un hogar medio supone aproximadamente hasta un 20-25% del consumo energético de la vivienda. Esto conlleva un gasto económico, asociado al consumo de gas o electricidad, bastante alto, ya que es un porcentaje muy alto respecto a todo el consumo. Muchas veces hemos escuchado que quizá sería mejor pagar una tarifa plana de consumo energético, como ya sucede en otros países, pero esta norma no está popularizada todavía en nuestro país.

 

Lo cierto es que aquí existen muchos cambios de temperatura y nunca acabamos de saber hasta qué punto vamos a tener un invierno frío y que por esa razón tendremos que recurrir a grandes consumos de calefacción por tal de mantener el calor en nuestros hogar, de hecho cabe añadir que las bajas temperaturas en épocas invernales, obligan a que en muchos hogares se pongan en funcionamiento los sistemas de calefacción de forma muy radical y sin controlar específicamente los topes de gasto, algo que deberíamos hacer siempre, ya que sino estaremos realizando un consumo desproporcionado y abusivo, y ante todo bastante poco ecológico. La deposición para calentar nuestro hogar de manera adecuada suelen ser muy elevadas, se disparan los consumos y en muchas ocasiones prevalece la necesidad de armonizar temperaturas adecuadas con ahorros efectivos de energía y dinero. Por eso ese equilibrio es bastante dificultoso de conseguir, ya que debemos tener en cuenta muchos factores a la hora de abastecer a nuestra casa del calor necesario. De todas formas a continuación introduciremos algunos consejos para que tu factura no sea excesiva y puedas seguir disfrutando del calor que te mereces en tu hogar.

Existen muchos motivos en muchos hogares no se alcanzan las condiciones de confort. La necesidad de calentar una vivienda conlleva generalmente un consumo de gas, electricidad u otro combustible, de ahí la importancia de mejorar el uso que hacemos de ellos. Es muy importante no sufrir frío en invierno y calor en verano pero ajustar las temperaturas no siempre es una tarea fácil, ya sea por el coste final o por el nivel de consumo que se nos permite en nuestro hogar, así pues, para conseguir una mayor eficiencia y lograr de este modo reducir nuestro consumo, podemos ajustar el termostato y automatizarlo para que no podamos sobre pasar cierto consumo al mes. De este modo podremos ir adaptándonos a movernos en función de los cambios de temperatura que necesitemos.

 

Los comportamientos en relación a la calefacción de una vivienda que pueden suponer un ahorro de energía se clasifican de varias formas, a continuación intentaremos ver los más interesantes por tal de ahorrarnos un buen monto de dinero a final de mes y así ayudarnos a vivir mejor y afrontar mejor el invierno y el frío de esta época tan pesada. Para empezar nosotros le aconsejamos que trate de evitar mediante pequeños gestos la disminución de temperatura de la vivienda, y por tanto reducir la necesidad de calefacción. Esto se puede conseguir fácilmente con las ventanas y puertas adecuadamente cerradas, unas condiciones aislantes térmicas perfectas y algunos otros detalles que le iremos explicando poco a poco. Por otro lado debemos hacer un uso correcto de los equipos y de este modo conocer las posibilidades de control de los equipos. Por ejemplo, un correcto uso del termostato influye sin rodeos en el consumo del propio aparato, así quse será muy importante que utilice tal como las instrucciones le indican su termostato, ya que este mantenimiento regular y pensado le ahorrará muchos dolores de cabeza. Vídeo de reparación calderas Zaragoza.

 

Una vez hayamos aislado estos problemas y estemos trabajando en  el mantenimiento correcto de los equipos, lo que deberá hacer a continuación es realizar un mantenimiento periódico de los equipos. Este mantenimiento muy regular que le aconsejamos que haga,al menos, una vez al mes, le ayudará adicionalmente de alargar su vida útil de su termostato y por tanto ahorrarse unos gastos en el futuro que serán mucho más molestos aún, ya que puede hacerlos más eficientes y por tanto menos consumidores de energía, y de este modo tendrá una calidad mucho más agradable de vida, y también tendremos una eficiencia de la calidad de la energía en nuestro hogar mucho más elevada. Si llevamos a cabo en nuestra vivienda los cambios de hábitos que se indican en esta ficha podemos conseguir ahorros energéticos de hasta el 20% del consumo total, lo cuál nos ayudaría mucho a afrontar los gastos de final de mes.

 

Además el ahorro que obtendremos al aplicar las medidas dependerá de muchos factores, como puede ser la tipología e casa vivienda o local al que nos enfrentamos, el número y características de las ventanas que puedan emplearse para favorecer la entrada de calor en el apartamento, la realidad de una dirección que permita captar calor en la vivienda, la efectividad de elementos que favorezcan el sostenimiento del calor en la vivienda, así como el la tipología de edificio en el que esté colocada  el edificio, así como su orientación, el grado de aislamiento, y otras características que explicaremos más adelante

De hecho son todos estos  factores los que configuran la mayor o menor demanda de energía para calentar la vivienda, así como otras cosas que la sostienen, como la eficacia de los equipos así como los dispositivos que presentan: termostatos, ventiladores, sensores, etc. Además se pueden utilizar protecciones solares como toldos o persianas para regular la cantidad de radiación solar que entra en la vivienda. Cabe añadir que es muy importante para el ahorro energético  ventilar una estancia es suficiente emplear alrededor de 10 minutos. Además es extremadamente aconsejable que usted cierre  las cortinas y persianas por las noches para evitar pérdidas de calor.

 

Recuerde así pues que su estancia y vivienda siempre debe estar adecuadamente ventilada, siempre, eso sí, con  la calefacción apagada, y pensar bien cuál o sobre la distribución de su vivienda. Nos debemos organizar de manera que se realicen la mayoría de actividades cerca de las fuentes de  calor en épocas de frío. Si  en casa nos está sobrepasando el calor, no debemos abrir las ventanas, simplemente baja el nivel de los radiadores y así estarás manteniendo el color sin haberlo desaprovechado.

 

Recuerda siempre apagar la calefacción mientras dormimos, ya que esto es un gran desperdicio de dinero, y si estás en un sitio muy frío, lo que es aconsejable es que utilices  alfombras, especialmente si son oscuras, contribuyen a mantener la temperatura en las habitaciones. Además en viviendas más antiguas el aislamiento del suelo suele ser inferior al de las paredes. Por otro lado, no debes mantener radiadores encendidos en zonas poco frecuentadas. Es preferible que adaptemos el funcionamiento de la calefacción a las necesidades que tengamos.

 

Recuerda siempre mantener el termostato de la caldera de agua caliente y jamás cubrirlo ni colocar ningún objeto al lado de los radiadores, ya que dificulta la adecuada difusión del aire caliente. Además, cuando utilicemos un equipo de aire acondicionado, no debemos ajustar el termostato a una temperatura superior a la deseada. Si hacemos esto lo que sucederá será un gran fiasco, ya que estarás gastando mucha energía el gasto será el correspondiente. Así pues, ya para apagar lo que te aconsejamos es que siempre intentes regular adecuadamente la temperatura de la estancia, manteniéndola entre los 19° y los 21°C.

 

Recuerda que por la noche debes apagar siempre la calefacción ya que no hace falta que la temperatura sea tan alto, con que tengas una temperatura de 15°- 17° será suficiente, siempre, eso sí, que reduzcas  la posición del termostato a 15° . Evita, así pues, que el termostato esté próximo a fuentes de calor  y recuerda realizar una limpieza del radiador regular, o mejor, dicho, como se dice popularmente, realizar una purga. Si tienen aire dentro, no recibirán el calor de manera uniforme con lo que tardarán más tiempo en conseguir el objetivo de calentar la habitación. En calderas, deben encontrarse en perfecto estado de limpieza.

 

Si está sucia de hollín es síntoma de una mala combustión y disminuye su rendimiento. Debemos limpiarlas periódicamente y evitar la combustión del quemador. Además, debemos mantener el sistema siempre en buenas condiciones  y debes realizar las tareas de mantenimiento anual, semestral y mensual, para prevenir deterioros en la estructura y así evitar accidentes. Info adicional

 

Finalmente te damos unos pequeños consejos para que los tengas en cuenta y a modo de resumen: Por cada grado que aumentes la  temperatura de tu hogar, aumentará un 7% tu gasto energético, así que ¡ojo! Recuerda además que si alguna estancia de la vivienda está  vacía, si cierras el radiador y la puerta, también estarás ahorrando mucha energía ¡Mucha suerte!

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia