Los orígenes de la billetera de hombre

  • 26/05/2017
  • 0

Un objeto cotidiano en los bolsillos masculinos que ha ido adaptándose con el paso de los tiempos y la aparición de nuevos elementos.

El dinero se transportaba en pequeñas bosas cerradas por un lazo cuando este sólo existía en monedas, pero cuando apareció y se desarrolló el billete surgió la necesidad de crear un elemento que pudiese protegerlo de posibles deterioros debido a su fragilidad.

Este es el motivo por le cual, en 1690, en la colonia de Massachusetts, aparecieran las primeras billeteras de hombre fabricadas en cuero de vaca o de caballo que pronto se extendieron popularmente apoyadas en su gran practicidad.

Desde esos comienzos hasta hoy han sufrido diversos cambios: Desde la presencia y distribución de compartimentos para ordenar nuestras pertenencias hasta, con la llegada de las tarjetas de crédito, estandarizar su tamaño para que pudiesen ser guardadas sin producir desperfectos.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia