La regla de los 4 regalos y por qué no regalar juguetes a los niños

En Navidad y en los cumpleaños son los dos períodos del año en que los niños reciben más regalos.  Sin duda, entre familiares y amigos, los pequeños se encuentran con un montón de cosas nuevas, aún incluso si nos regimos por la nueva teoría educativa que recomienda no regalar más de 4 cosas a nuestros hijos en los Reyes Magos y Papá Noel y que explicamos en este post.  Con tanto regalo, seguro casi todo son juguetes. ¿No estaría bien hacer un regalo educativo o funcional?

 

El Síndrome del Niño Hiperregalado

Este el nombre que recibe el efecto que se está generando en los niños que reciben una avalancha de regalos cada vez que se presenta la ocasión. Muchas veces viene por parte de los padres, que intentan compensar con juguetes otro tipo de carencias, o simplemente por parte de la cantidad de seres queridos que quieten tener un detalle con el pequeño de la familia.

Sea como sea, esto produce cierta “anestesia emocional” en los niños, que se vuelven caprichosos, egoístas y costumbristas. Y es que recibir muchos regalos, que es algo que debería considerar como extraordinario, llega a sus ojos como algo habitual, incluso necesario. De esta forma, la cantidad de regalos están por encima incluso de su calidad. Y es que se estima que el 80% de los niños español reciben más de 5 y 10 regalos; sin duda, muchos más de los que necesitan.

 

La regla de los 4 regalos

Que los niños reciban regalos es algo necesario y beneficioso. Dejando aparte la cualidad y uso principal del regalo, les ayuda a sentirse queridos y también les enseña a ser agradecidos con la persona que se los da. Para evitar que esta sea la función principal del bonito gesto de dar un regalo a un niño o a una niña, ha surgido una nueva corriente que se basa en simplemente dar 4 regalos; los cuáles podrían ser:

1.-Un regalo para usar

Los regalos funcionales, como prendas de ropa o  mochilas infantiles, les ayudará a madurar. No todo son juguetes y no siempre van a ser niños. Deben aprender que hay otras cosas en la vida, otros objetos de los que deben hacerse responsables y que pueden acompañarles durante muchos años. Y que si además los escogemos con un diseño divertido y que les atraiga, adorarán.

 

2.-Un regalo educativo

Como un libro, material para hacer manualidades o incluso un videojuego orientado al aprendizaje. No olvidemos que los niños están en una etapa muy importante de su educación y que la mejor manera de acercarles al conocimiento y al desarrollo de habilidades es mediante el juego y/o la práctica.

 

3.-Un regalo que realmente quieran

Cuando hacemos un regalo, lo hacemos con ilusión. Por tanto, si tu hijo o tu hija solo pudiera recibir un regalo, ¿qué regalo escogería? Ese es el que tienes que hacerle, y significará mucho más para él que un montón más de regalos a los que no va a volver a usar más que ocasionalmente.

 

4.-Un regalo que estimule nuevos gustos

Puede que los pequeños de la casa tengan habilidades para ser unos grandes patinadores o las jóvenes promesas de algún otro deporte. Tal vez también descubran que después de una visita al zoo les apasionan los animales y de mayor quieran tener un trabajo relacionado con su cuidado. Cuando hacemos un regalo intentamos aportar algo nuevo y valioso y esta puede ser la oportunidad de descubrirlo.

 

Esperemos que con estas ideas encontréis un regalo educativo, funcional y original para vuestros hijos, sobrinos, hijos de vuestras amistades o cumpleaños de los compañeros de tus hijos. Y recuerda: regalar, sí; pero regalar con cabeza.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia