El Lavado de Raíces en Cannabis

  • 23/05/2017
  • 0

En este post vamos a hablar sobre cómo hacer un lavado de raíces en plantas de marihuana muchas veces son necesarios y otras no tanto pero siempre es conveniente realizarlos o por lo menos saber hacerlos.

 

El Lavado de Raíces en Plantas de Marihuana

 

El Lavado de raíces suele ser casi siempre necesario cuando cultivamos con abonos minerales o químicos pues estos dejan restos de sales en el sustrato y en las raíces mismas que impiden después el futuro correcta absorción de los nutrientes por parte del sistema radicular de la planta y en consecuencia la planta no se podrá alimentar y padecerá carencias significativas.

Como hemos dicho con los abonos minerales o químicos casi siempre es necesario realizar lavados de raíces muchas veces para evitar tantos lavados lo que hacemos es intercalar riegos con agua sola para no saturar tanto sustrato pero casi siempre hemos de recurrir al lavado de raíces aunque sea solo al final de la floración para limpiar o hacer que la planta consuma todos los nutrientes. Sobre todo el nitrógeno y así podemos después una vez curada la marihuana obtener un producto con un mucho mejor sabor y más natural para nada encontraremos sabor a fertilizantes si hacemos un lavado de raíces antes de cosechar.

Por norma general para hacer un lavado de raíces hemos de utilizar el doble de litros de agua qué tierra contiene la maceta es decir para una maceta de 10 litros utilizaremos 20 litros de agua con un pH regulado por supuesto para no de regular el pH del sustrato para ello utilizaremos un PH de sobre 6,5.

Dejaremos caer el agua desde la parte de arriba de la maceta hacia que escurra por abajo y cuando hayamos echado esos litros que corresponden veremos como el agua sale limpia y no turbia como al principio eso quiere decir que ya hemos limpiado nuestra tierra de sus de sales minerales.

Es muy posible que con el lavado de raíces arrastramos parte de la vida batería no del sustrato para ello es bueno siempre después hacer lavado de raíces un riego con una mínima dosis de abono y agrobacterias que se encargarán de reactivar la vida bacteriana del sustrato.

Cuando usamos abonos orgánicos o biológicos posiblemente no tengamos que recurrir a lavado de raíces pues estos apenas forman ninguna sal de todos modos siempre es bueno antes de la cosecha independientemente de que abonamos con abonos minerales orgánicos el hacer un lavado de raíces para como hemos dicho mejorar el sabor final de nuestra cosecha una vez curada la marihuana.

Hay otros sistemas o técnicas para hacer lavado de raíces qué consisten en la utilización de aditivos asimismo si utilizamos enzimas durante todo un cultivo estás encargarán de descomponer las sales y por consecuencia no tendremos que recurrir tanto a lavado de raíces con lo cual el uso de enzimas nos previene bastante de una sobrefertilización y de un uso exagerado del lavado de raíces que puede llevar a una descompensación del sustrato de su PH por la eliminación de los carbonatos que contiene.

Después hay aditivos que con un solo uso lava la tierra y las raíces son aditivos químicos al estilo de cannaflush ó florakleen que va muy bien, también en sistemas de cultivo hidropónicos pues con su utilización se limpian los circuitos de riego .

Conclusión final:

Un lavado de raíces al menos va a ser siempre necesario y con ello nos referimos al de la precosecha si utilizas aditivos o enzimas también podrás evitar los durante el cultivo pero recuerda que antes de la cosecha nosotros te recomendamos siempre que hagas un lavado durante 15 días antes de cosechar riegues con agua sola que va a tener casi el mismo efecto y por supuesto el sabor final de la cosecha va a ser genuino original y auténtico.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia