Cafés de verano, el ingrediente perfecto para revolucionar tu negocio

¿Alguna vez te has planteado adaptar tu cafetería al verano? El calor, las vacaciones, la sed de caprichos y aventura… No hablamos de la tradicional -y siempre efectiva- mesa refrigerada en la que exponer tus helados, sino de algo nuevo, algo… ¡original! ¡Cafés de verano!

Más allá del típico café frío existe todo un mundo de posibilidades y recetas por descubrir que convertirán tu cafetería en la auténtica meca del café. Clientes de todos los rincones de tu ciudad peregrinarán hasta ti para probar tus exquisiteces. Y en muy poco tiempo las redes sociales se llenarán con las fotos de tus invenciones y toda Internet conocerá tu local.

Pero vayamos poco a poco, lo primero que te hace falta es una maquinaria adecuada para llevar a cabo esta magnífica idea. A día de hoy existen multitud de empresas que se dedican a facilitar todo tipo de menaje y maquinaria para locales como el tuyo. Tú mismo habrás tenido que acudir a ellas para adquirir toda tu maquinaria de hostelería y sabrás que, como todo en esta vida, existen unas que dan más prioridad a la calidad que otras.

Evidentemente, si lo que buscas es ofrecer lo mejor a tus clientes, darte a conocer por el sabor de tus cafés y ver como todos salen de tu local con una gran sonrisa en los labios, lo que necesitas es maquinaria de primera calidad. En concreto, necesitarás dos tipos de cafeteras: de filtro, capaces de producir hasta 90 litros de café en una hora sin renunciar al aroma y al sabor más intensos, y de jarra, ideal para esos pedidos que requieren una atención y un mimo especiales. Así mismo, necesitarás una trituradora de fruta y hielo, una licuadora, una mezcladora de bebidas y una coctelera. También te vendrá bien una mesa refrigerada para helados en los que exponer y conservar los helados tradicionales artesanales con los que además de mimar a los más pequeños con auténticas delicias podrás utilizarlos para crear verdaderas obras de arte combinando café y helado.

Las tostadoras, gofreras y creperas son un valioso aliado que podemos sumar a nuestro equipo y que nos ayudarán a ofrecer una carta redonda a nuestros clientes. Nada mejor que una crepe de fruta fresca natural y chocolate con uno de nuestros cafés de verano.

El siguiente paso es, evidentemente, crear nuestra carta. Para ello existen multitud de recetas que podemos implementar en nuestra carta. Olvídate de la típica carta de cafés -aunque respeta el amor de tus clientes por los cafés tradicionales-. Lo que interesa en realidad es descubrir a tus clientes un mundo que todavía no habían conocido, fusiones imposibles, texturas de ensueño.

Hablamos, por ejemplo, del maravilloso resultado que se obtiene si en una coctelera mezclamos un café especialmente intenso, varias hojas de menta fresca, una rodaja de naranja, hielo picado y azúcar. Una explosión de frescor y una intensidad como no habrás probado otra igual. De la cremosidad y la delicadeza que se puede elaborar con un descafeinado cubierto con una generosa cantidad de nata montada casera aderezada con té de frutos rojos, menta y azúcar, decorado con deliciosas frambuesas frescas de temporada. Del exótico e intenso sabor que se consigue mezclando cubitos de hielo, café procedente de India, zumo de mango y un delicoso barquillo cubierto de chocolate. O incluso de la original y suculenta mezcla que se obtiene ante la creación de un smoothie de café, frambuesa y fresa. Los límites los pones tú.

El té, las frutas de temporada, el chocolate, el hielo y las especias serán tus mayores aliados. ¡No tengas miedo de añadirlos a tus creaciones! Compondrás toda una sinfonía de auténticas delicias de café que tus clientes sabrán recompensar llevándote a la cima.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia