Coche automático, ¿sí o no?

En los últimos tiempos se han ido extendiendo los coches automáticos aunque con mucho trabajo en gestion de transportes. Ya que son muchos todavía los reticentes a este tipo de coches. Cuando se empezaron a fabricar los coches automáticos sólo estaban instalados en los coches de gama alta y media.

Hoy en día ya se están extendiendo a todo tipo de vehículos. Es difícil que el cambio automático penetre de una manera más fuerte en el mercado por la falta de conocimiento y por la costosa reparación de este sistema. Se podría hacer un programa de transportes específico para incentivar este tipo de coches.

Las ventajas para el conductor son varias: la comodidad, sobre todo en tráfico por ciudad y durante los atascos; por la seguridad vial para no tener que sincronizar el pedal de embrague con el de acelerador y con la palanca de cambios a la vez y así poder fijarse más el conductor en lo que ocurre en la carretera y en la propia conducción; por la seguridad mecánica que permite realizar cambios de marcha suaves con más rapidez y precisión.

Algunas desventajas: el coste elevado de este tipo de coches; el mantenimiento de cualquiera que sea la transmisión automática requiere una revisión más detallada; además de ser las revisiones por norma general más costosas.

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia