Quitar manchas de vino con agua oxigenada

¿A quién no le ha caído vino en la ropa? Las manchas de esta bebida resultan muy difíciles de quitar, hay que actuar con rapidez para salvar la prenda ¿Sabías que el agua oxigenada funciona muy bien para quitar las manchas de vino?

El vino es una de las bebidas que más manchan y de una forma muy escandalosa sobre todo el vino tinto por su intenso color. Lo importante para poder salvar la prenda es actuar con rapidez para que el vino no tiña las fibras interiores de la ropa y utilizar el método adecuado para limpiarlo totalmente y que no queden restos.

El agua oxigenada es un gran aliado para quitar las manchas de vino y el proceso que hay que seguir es el siguiente:

En primer lugar, vas a necesitar:

- Un vaso de agua

- Medio vaso de agua oxigenada

- Sal

- Detergente de lavavajillas

- Un paño de microfibra

 Pasos a seguir:

En el momento que te manchas con vino, lo primero que tienes que hacer es quitarte la prenda para poder tratar la mancha y añadir a la mancha un puñado de sal para que absorba el líquido. Espera entre 5 y 10 minutos para seguir con el proceso de limpieza.

Si te encuentras en lugar público, sáltate este primer paso.

A continuación, coge un vaso de agua y añade el agua oxigenada, junto con el detergente lavavajillas. Recuerda echar el agua oxigenada correspondiente, ya que un exceso de ésta puede dañar la prenda y decolorarla.

El agua oxigenada es un buen aliado para quitar las manchas de vino, ya que contiene oxígeno activo que es capaz de disolver las manchas.

Después, coge un paño de microfibra y humedece una de las puntas. Utiliza la punta mojada para frotar sobre la mancha y la sal que hemos puesto en un primer momento. Es muy importante, no mojar mucho el trapo ya que extenderíamos la mancha.

La idea de utilizar una bayeta de microfibra es porque tiene una gran capacidad absorbente y no forma ninguna pelusa. Si en el momento en el que te manchas no tienes a mano este tipo de paño, utiliza tela o papel absorbente. La tela es mejor opción, ya que puedes frotar con más soltura y no genera ningún tipo de pelusa en la prenda.

Seguidamente, vuelve a repetir el proceso. Echa sal a la mancha y deja reposar unos 5 minutos y con la bayeta enjuagada vuelve a frotar. Lo ideal es repetir el proceso 3 o 4 veces para no dar de sí la prensa. Poco a poco verás como la mancha va desapareciendo.

Por último, introduce la prenda en la lavadora, para realizar un lavado normal. Si ves que la mancha se sigue apreciando considerablemente añade al cajetín de la lavadora un poco de agua oxigenada con el objetivo de aumentar el efecto quitamanchas.

Si no tienes agua oxigenada, ni sal, también puedes quitar las manchas con estas alternativas:

- Bicarbonato

- Vino blanco que contrarresta el vino tinto

- Deja la prenda en remojo con leche durante toda la noche.

- Producto quitagrasas

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Aitor Méndez30 d marzo d 2017 a las 10:53 (UTC)
Muy útil!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia