¿Queda esperanza?

  • 22/11/2016
  • 2

Mi humilde comentario a un gran artículo de quien maneja la Pluma y la espada con idéntica destreza: General Dávila

Qué gran artículo, mi General.

https://generaldavila.wordpress.com/2016/11/22/soldados-de-espana-emociones-contenidas-general-de-division-r-rafael-davila-alvarez/

Difícil expresar, con tanto rigor y acierto, el sentir general de nuestros Ejércitos y de todos los que forman y los que hemos formado en sus gloriosas filas. Bueno, no todos, lamentablemente hay que resaltar, para confirmar la regla, la excepción de ese traidor (sin paliativos) que recientemente ha tenido la desvergüenza de declarar que “Si hubiera nacido en Cataluña, sería separatista” ¿Hace falta que lo nombre? No, no voy a manchar este noble Blog.

Pero esta repugnante frase, me hace bajar “de las musas al teatro”, teatro de operaciones políticas, en este caso, y resaltar la importancia de la ESPERANZA, de la que tan bajos andamos y no por nuestra voluntad ni por nuestra culpa.

No le basta al Soldado la emoción y las lágrimas, que sin duda agradece; pero, además y por encima de esos nobles sentimientos indispensables, el Soldado le pide a su Mando la más clara y absoluta determinación de cumplir ese objetivo que V.E. recuerda a la Señora Ministra y al que estamos todos inexcusablemente obligados: ‹‹garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional››.

O mucho me equivoco, mi General, o poco conozco al Soldado (lo fui y lo soy) o es en este punto en el que empieza a fallar la ESPERANZA.

Porque ¿Qué motivos tiene el Soldado para esa esperanza cuando levanta su vista y mira al “teatro de operaciones políticas” al que antes me refería? ¿Qué vemos?

Seamos sinceros:

Vemos un ejército a la izquierda no muy bien pertrechado de medios ni de doctrina, la verdad, pero que en los últimos días da claros síntomas de estarse reorganizando y unificando. Sus unidades de choque, los separatismos catalán y vasco rearmados con la moral, instrumentos y argumentos que intentan proporcionarles esa especie de unidades de apoyo artillero y logístico en las que se han convertido partidos como Podemos y toda la patulea política de sus “confluencias” (palabra que mimetiza todo lo peor de la escena política de la España de hoy… y de ayer) y ¡Oh sorpresa! (bueno, no tanta) el Partido que debería de estar enfrente, el que presumía de ser constitucionalista, partido de gobierno, paladín de la unidad de España, sí, el PSOE. Ese PSOE cuyo líder anterior declaró, sin que temblaran y se resquebrajaran los muros de su partido, o mejor dicho, sin que se derrumbaran definitivamente porque, la verdad, resquebrajado sí está, que CATALUÑA ES UNA NACIÓN y esa otra solemne estupidez, de que España es “una nación de naciones”; Ese PSOE, cuyo representante en la Comunidad Vasca acaba de firmar con el PNV (otra de las unidades de choque, con BILDU, ERC, etc. del ejército anti España) que incluirán en el borrador del nuevo estatuto que van a redactar (¿?) la declaración de la consideración de NACIÓN para Vascongadas, junto con un paquete de medidas y transferencias adicionales que blindarían tal pretensión, convirtiendo, de facto, la ruptura en un mero trámite si esta canallada llegara a perpetrarse. Un PSOE, en fin, cuya rama catalana está desde hace tiempo entregada al “enemigo” con armas y bagajes.

Y ¿Qué vemos en el frente derecho?, ¿Qué Ejército tiene a su cargo, en ese teatro de operaciones, la defensa de España? El Soldado observa el terreno y ve:

Un Gobierno en inferioridad de condiciones, sin superioridad numérica, ideológicamente desarmado, preso de su relativismo moral, descompuesto por la corrupción que corroe sus filas, de dudosa fe en la victoria (o ¿Es otra cosa?), tan poca que ha dejado muy en retaguardia su enorme potencial (la Ley y la Fuerza), para arrasar a un enemigo de escasa entidad todavía, incluso se diría que más preocupado por mantener el estatus de sus mandos que por mantener nítida la obligación de conseguir el Objetivo asumido ante España. Un gobierno que ya ha enviado a Barcelona, con la bandera blanca, por el momento, de la negociación, nada menos que a su Vicepresidenta "plenipotenciaria". Y el Soldado se pregunta: ¿Qué tiene que negociar el Gobierno con el “enemigo” cuando éste se le está viniendo encima con todo y al asalto?

El Soldado, francamente, sólo ve un motivo, no pequeño, para la esperanza: Allá, en lontananza, en retaguardia, pero alertado por el ruido que le llega del frente político, el Soldado se ve a sí mismo y a sus alarmados (en su más auténtico sentido) compañeros y sabe que se acerca su momento, porque él no va a dimitir de su responsabilidad, de las órdenes claras que España le ha dado a través de su Constitución.

El Soldado espera paciente, pero alerta el devenir de los acontecimientos, con los músculos tensos, sin la menor duda de que, llegado el momento, no defraudará a su Patria.

Disculpe, mi General, que le haya usurpado el personaje y le ruego me corrija si V.E. ve (perdón por la aparente redundancia) el teatro de operaciones con más optimismo.

Mi más respetuoso saludo.

Lucuio Curiel

Comandante de Infantería (R)

 

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Lucio Curiel Torres30 d diciembre d 2016 a las 20:02 (UTC)
Gracias por tu comentario, amiga María. Sólo decirte, para tu tranquilidad, que los Ejércitos de España no perderán nunca dos cosas: ni la esperanza ni el sentido del cumplimiento de su deber constitucional. Quizás por eso, los españoles duermen tranquilos, pese a la desidia, la incompetencia y la cobardía de quienes nos gobiernan y sus compañeros de viaje a la indignidad.
María c. Campillo fernandez chiticampillo@gmail.com30 d diciembre d 2016 a las 10:11 (UTC)
Yo no soy soldado pero también me lo preguntó, que tiene q negociar el Gobierno con los traidores de Cataluña y País Vasco. No solo el ejército se queda sin esperanza, también la población civil. Y un pueblo
Y un ejército sin esperanza llevan al país al desastre total. Estamos dando los primeros pasos..Para lanzarnos a los brazos de los q quieren destruir España.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia