¿En qué consiste la ITV?

La ITV (Inspección Técnica de Vehículos) es un trámite obligatorio que garantiza nuestra seguridad en las carreteras. Si es la primera vez que tienes que pasarla, descubre qué pruebas hay que pasar.

itv-tres-aguas-alcorcon-1440276308192

La Inspección Técnica de Vehículos, más conocida por las siglas ITV, es un trámite obligatorio que tenemos que pasar si queremos que nuestro coche pueda circular por las carreteras españolas. Algunos vehículos están exentos, como los que tienen menos de cuatro años. Sin embargo, otros tienen que pasarla cada uno o dos años y, si circulan con la ITV caducada o suspensa, sus conductores se exponen a importantes multas.

¿Cómo se pasa la ITV?

Pasar la ITV es un trámite que, si no surge ningún problema, se puede pasar en unos 30 minutos. Durante la misma, lo más probable es que sea el inspector el que conduzca tu vehículo a lo largo de las diferentes pruebas, aunque algunas estaciones ITV permiten que esto lo hagan los propietarios.

Lo primero que tendrás que hacer es entregar en la oficina de la estación ITV la ficha técnica del vehículo y toda la documentación que te requieran. La primera prueba que pasará tu vehículo será la de humos, mediante la cual se verificarán diversas cosas, como que no hay problemas con el tubo de escape o que no se emite excesivo dióxido de carbono.

centro-ITV-madrid

La segunda prueba consiste en revisar el exterior del coche. Se comprueba que funcionan correctamente las luces, que la chapa está en buen estado, que las ruedas tienen el dibujo adecuado o el claxon, entre otras pruebas. Pasada la revisión del exterior del coche, el técnico de la ITV procederá a comprobar el buen estado del interior: los cinturones, el panel de mando, los pedales, la fijación de los asientos, etc.

Posteriormente, se realiza la prueba de frenos. Se introducen los ejes del vehículo en los frenómetros y se comprueba la fuerza de frenada del coche. Pasado esto, el coche es llevado al foso para comprobar la parte de abajo del vehículo: si las piezas corren peligro de desprendimiento, su estado, comprobar los latiguillos de freno o se comprueba el movimiento de los ejes, por ejemplo.

Al acabar la ITV, ¿qué?

road-1610959_1920

La revisión del vehículo en el foso es la última de las pruebas que se realizan a tu vehículo para pasar la ITV. Te tienes que dirigir entonces a la oficina, donde te entregarán el informe de la inspección. Ésta puede indicar varios resultados diferentes:

  • Aprobada. ¡Enhorabuena! Tu coche está en perfectas condiciones y puedes circular con total seguridad.
  • Aprobada con fallos leves. Está aprobada, eso es bueno. Sin embargo, hay algunos fallos leves que, aunque te permiten circular, deberías solucionar cuanto antes para poder circular con la mayor seguridad posible.
  • Desfavorable. Malas noticias: tu coche no ha pasado la ITV. Tendrás 60 días para solucionar todos los fallos indicados en el informe y volver a la misma estación ITV para pasar de nuevo la inspección. Aunque puedes llevarte tu coche, sólo podrás circular para llevarlo al taller. Si circulas con tu vehículo con otro objetivo, te arriesgas a ser multado.
  • Negativa. El peor de los resultados. Tu coche está en tan mal estado que no te permitirán ni que te lo lleves de la estación ITV, tendrá que ser una grúa la que lo recoja y lo lleve al taller donde quieras reparar todos los fallos. Después tendrás que volver a llevarlo a la estación ITV para obtener un informe favorable.
Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia