Los 7 peores fracasos del mundo de la tecnología

El mundo de la tecnología también ha tenido sus tropiezos, proyectos que no fueron lo esperado y que terminaron siendo un fracaso total. Conoce los 7 más desastrosos fracasos del mundo de la tecnología; sí, incluido el Samsung Galaxy Note 7.

 

Ouya

 

El caso de Ouya es particularmente importante, pues no sólo se trató de una consola que prometía ser una maravilla y que terminó siendo un decepcionante fracaso afectando su propia causa; al haber roto récords de recaudación vía crowdfunding en Kickstarter, también puso en severo cuestionamiento la reputación de lo que era la más prestigiosa plataforma para el lanzamiento de proyectos independientes relacionados con la tecnología y los videojuegos.

 

Ouya había recaudado de forma espectacular, más de 8.5 millones de dólares para su desarrollo, una cifra bastante alta para este tipo de financiamiento colectivo, su sistema operativo basado en Android lucía como una nueva consola con el potencial de competir con los grandes gigantes del mercado; no obstante su deficiente desempeño y débil calidad de videojuegos, generaron un estrepitoso fracaso, que es considerado uno de los motivos importantes que provocó la debacle de Kickstarter, al ratificarse una decepción más, aunque esta vez a un nivel colosal.

 9172860385_988c2d24d6_k

 

Zune de Microsoft

 

Por si alguien no se enteró, Microsoft durante algún tiempo intentó competir con el iPod de Apple a través de su propio reproductor de música llamado “Zune”, el cual fue criticado de forma vigorosa desde el día de su lanzamiento.

 

Un aparato que era lento, pesado, feo, poco dinámico, y con una gran deficiencia respecto a la calidad de los productos de Apple, por lo que nunca llegó a salir más allá de Estados Unidos, y a pesar de haber estado intentando perfeccionarlo por un tiempo, la empresa de Bill Gates tiró la toalla tras 5 años y abandonó el proyecto.

 

Mini Disc de Sony

 

En este caso se trata de un recurso tecnológico propuesto por Sony para competir con el CD y el DVD, no obstante que la escasez de aparatos compatibles fue uno de los motivos que llevaron a su fracaso en la mayor parte del mundo.

 

No obstante que hasta la fecha se mantiene una limitada producción, pues particularmente en Japón llegó a encontrarse alguna utilidad que se sigue manteniendo hasta nuestros días, aunque muy lejos de las proyecciones esperadas.

8670363292_fc6335f811_k

 

Wave de Google

 

Todos los gigantes de la tecnología también han tenido sus fracasos, uno de los más grandes que se recuerde en cuanto al software es el Wave de Google, un sistema de mensajería que prometía revolucionar la forma en como se comunicarían los seres humanos, y terminó siendo un fiasco total.

 

Su poco atractiva plataforma y escasa utilidad, lo llevaron a ser removido menos de un año después de su lanzamiento, palideciendo ante la eficacia y trascendencia de las redes sociales.

 

 

Mac Cube de Apple

A pesar de tener un interesante diseño realizado por Jonathan Ive, la potente ordenador cúbico de Apple terminó siendo uno de los grandes fracasos de la compañía, motivo por el cual actualmente es pieza de prestigiosos museos de arte moderno, pero no el recurso de diseñadores y profesionales de la tecnología, como Steve Jobs esperaba.

 

Su alto costo de más de mil 500 dólares fue uno de los motivos de su enorme fracaso, otro de los ejemplares que apenas y duraron un año en el mercado.

57895854_fa0c952343_o

 

Virtual Boy

Considerado el peor fracaso de Nintendo se trata de la consola pionera de la realidad virtual a un nivel comercial en el campo de los videojuegos; sin embargo su mala calidad, malos videojuegos, dolores de cabeza y costo, fueron motivos para llevar a su extinción al año siguiente de su lanzamiento.

 

Al menos se le puede considerar pionera en un género que más de 20 años después, este 2016 comienza a dar sus primeros frutos serios.

 

Samsung Galaxy Note 7

Aunque quizás el fracaso más grande de la historia, por términos económicos y de imagen, puede ser el Samsung Galaxy Note 7, un producto que era vendido como la competencia directa del iPhone 7, con millones de ventas en todo el mundo, y que dos semanas después comenzó a ratificar su fracaso al reconocer que sus dispositivos se incendiaban por un fallo de sobrecalentamiento.

 

Todavía más lamentable es que Samsung intentó corregir el error, haciendo un colosal recambio de millones de móviles, por unos nuevos supuestamente a prueba de fallos, los cuales tardaron otro par de semanas más y demostraron que también se incendiaban, lo que generó el cierre definitivo del móvil a nivel mundial, dañando severamente el prestigio que se había ganado Samsung en sus móviles tras años de avances e innovación, y generando también millonarias pérdidas que aún no terminan de ser cuantificadas con precisión, representando así un fiasco total, que será lección indispensable en las clases de historia para desarrolladores de tecnología.

28127136584_5e765c7ba5_o

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia