El gusano de seda que revolucionó la cosmética y propició los productos Sensai

La historia de los productos Sensai, de la prestigiosa empresa japonesa de cosmética Kanebo, está marcada por el sorprendente cambio de rumbo provocado por el gusano koishimaru, cuya seda resultó tener propiedades excepcionales

gusano-de-seda-sensaiLos productos Sensai, de Kanebo, son toda una referencia en el sector de la cosmética de lujo. Sin embargo, cuando se fundó en 1887, Kanebo iba a ser una empresa textil. En 1906, la compañía nipona decidió entrar en el negocio de la seda, lo que más tarde cambió drásticamente su futuro. Para confeccionar sus productos empezaron a utilizar la seda del koishimaru, un tipo de gusano que sólo se encuentra en Japón. La gran calidad de su seda y la dificultad para conseguirlo lo convertían en un producto de lujo. De hecho, antiguamente estaba reservada en exclusiva a la Familia Imperial.

Conforme pasaban los años y las empleadas de la fábrica iban ganando edad, los responsables de la empresa empezaron a percatarse de algo: las manos de las personas que, día tras día, trataban la seda del koishimaru parecían haberse congelado en el tiempo, no envejecían. Tras unas intensas investigaciones, se llegó a la conclusión de que la seda del koishimaru tenía propiedades antiedad únicas, por lo que en 1936 lanzaron Savon de Soie, un jabón que contenía fibras de esta seda y que se convirtió en todo un éxito de ventas en el imperio del Sol Naciente.

Tres años después, en 1939, Kanebo se decide a entrar de lleno en el mundo de la cosmética estableciendo su propio laboratorio de investigación y lanzando más productos cuyo ingrediente principal fuera la seda del koishimaru. Del mismo modo que ocurrió con las prendas, la seda del koishimaru era tan difícil de conseguir que las cremas de Kanebo se convirtieron en un producto de lujo.

El éxito mundial de los productos Sensai

A partir de 1961, Kanebo da uno de sus pasos más grandes al comenzar a vender sus productos fuera de Japón. El primer lugar al que dieron el salto fue Hong Kong (que por entonces era una colonia inglesa), aunque hubo que esperar hasta 1980 para que llegara a Europa gracias a un punto de venta en Londres. La gran fama de Kanebo en su país de origen auspiciaron un gran recibimiento de la compañía en el Viejo Continente, lo que sumado a su gran efectividad causó todo un éxito de ventas de los productos Sensai, su línea más famosa.

Desde entonces, Kanebo ha seguido avanzando y desarrollando cosméticos. Hoy en día, además de la seda del gusano koishimaru, los productos Sensai incluyen otros ingredientes de gran efectividad como el Complejo Eterno de Sakura, obtenido a partir del tipo de cerezo que los japoneses consideran el hogar de los dioses. Esta formulada, patentada por Kanebo, tiene una gran capacidad para reparar el daño causado en la piel por los agentes externos.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
23-12-2016 13-01-10
Cloe Rodríguez13 d enero d 2017 a las 08:22 (UTC)
Qué curioso! No tenía ni idea...

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia