Consejos útiles para trabajar desde casa

Cuando uno emprende un negocio desde casa es muy importante seguir algunos consejos básicos para que no resulte aun más complicado.

Cuando uno emprende un negocio desde casa es muy importante seguir algunos consejos básicos para que no resulte aun más complicado, pues términos generales, la gente tiende a distraerse y no cumplir con objetivos ni horarios, ya que no se han diseñado un plan de trabajo. Ser el propio jefe de uno no es tarea fácil, por lo que es muy importante comprender que también uno mismo se debe imponer ciertas reglas cuando eres tu propio jefe.

Así que si te estas planteando o ya has empezado un negocio online o de marketing multinivel trabajando desde casa, ten en cuenta algunos factores para iniciar y desarrollar con éxito tu trabajo o negocio desde tu hogar:

Disfruta tu trabajo o negocio 

Para que un proyecto sea exitoso es importante que te apasiones, creas en él y lo disfrutes cada segundo que lo llevas a cabo.

Aunque pueda parecer arriesgado, puedo asegurarte que las cosas te irán mucho mejor, si te dedicas a hacer aquello que te gusta. Cuando una persona realiza un trabajo que le entusiasma y, por lo tanto, pone todo su empeño para que salga bien; la gente a su alrededor lo percibe, ya que la energía se transmite. Esto, con el paso del tiempo, se convierte en flujo de efectivo constante.

Déjate ver como todo un profesional

Si te dedicas a vender productos de belleza tendrás indispensablemente que vestir impecable en tu día a día. O bien, si representas a una empresa de productos naturistas lo más recomendable es que tengas una buena figura y que la gente vea que consumes los productos que comercializas. Sólo de esta manera podrás ganar la confianza de tus prospectos o clientes potenciales, y mantendrás fieles a quienes ya te compran.

Prepárate para ser el mejor

La formación continua es indispensable para cualquiera, pero más aun para un emprendedor. Para ello, busca cursos y libros, que te ayuden a capacitarte mejor en lo que estás desarrollando.

Si trabajas de manera independiente profesionalízate, suscríbete a publicaciones y boletines especializados, investiga cómo desarrollar tu propia estrategia de ventas, administración, mercadotecnia y publicidad, y analiza lo que hace tu competencia para mejorar.

Diseña y estructura tu espacio

En el lugar donde desarrolles tu negocio, es esencial tener una zona reservada para tu puesto, separada del resto de la casa, para poder crear tu espacio como “oficina”. Es esencial que le solicites a tu familia que respete tu zona de trabajo.

Lleva tu oficina donde desees

Actualmente, podemos llevar nuestro negocio a cuestas con solo contar con de un dispositivo móvil con conexión a internet. Por poner un ejemplo, una tableta puede ser la herramienta ideal, en tanto que vienen acompañadas con herramientas básicas, como procesador de textos, hojas de cálculo y conexión inalámbrica a Internet.

Personaliza tu oferta

Una de los beneficios de tener un negocio online desde casa es que tienes la posibilidad de brindar un servicio a medida para cada persona. Desde dar el producto el día convenido y las condiciones señaladas, hasta mandar emails anunciando productos diseñados solamente para cada uno de tus clientes.

Suma valor a tu oferta

Estamos en una era donde la gente valora su tiempo, lo que quiere decir que lo precisamos ahora y ya. Por consiguiente, es esencial que tus clientes actuales y potenciales vean en tus productos o bien servicios la vía para solucionar un inconveniente y facilitarles la vida inmediatamente.

Vende solo beneficios

Cuando anuncies tu producto servicio, siempre y en todo momento empieza con el testimonio de tus clientes del servicio actuales. Asimismo es conveniente que en tu publicidad –ya sean flyers, web, folletos y otros medios como emails y perfiles en redes sociales– incluyas las experiencias de tus compradores satisfechos.

Crea lealtad con tus clientes del servicio

Crea estrechas relaciones personales con tu cliente de tu servicio, a fin de que sienta que tu concentración, esmero y inventiva estén en el proyecto para el que trabajas, solo de este modo vas a dejar de ser un distribuidor para transformarte en un consultor especialista.

Organiza tu tiempo

Entre los inconvenientes recurrentes de los emprendedores que operan desde casa es que carecen de un procedimiento de trabajo. Los resultados: trabajo a media noche, fines de semana laborales, vacaciones retrasadas y entregas fuera de tiempo. De ahí la necesidad de fijar horarios de trabajo, igual que si se trabajara para una compañía. Asimismo hay que diseñar procesos eficaces para suprimir pasos inútiles en tus operaciones al día.

Ponle coste a tu trabajo

Si fabricas tus productos, vendes artículos por catálogo o bien prestas servicios, calcula cuánto inviertes para generar o bien producir tu oferta, entonces estudia los costos de tu competencia y de esta manera vas a tener una idea de cuál es la tarifa adecuada. Si bien trabajes por tu cuenta recuerda que eres un profesional y que tu trabajo tiene un valor agregado. En el instante de fijar el coste debes estimar tus estudios, lo que has invertido en tu preparación y la experiencia acumulada para ser el mejor.

Aprende a cobrar

A pesar de que parece un consejo obvio, en la práctica no todos saben realizarlo. Para iniciar, vende tus productos o bien ofrece tus servicios entre tus conocidos, amigos y familiares; así, puedes diseñar estrategias de cobro conforme a cada perfil.Establece plazos para cobrar, los cuales  deben ir de quince a treinta días máximo. Recuerda que conforme sumes nuevos usuarios, esta tarea va a ser más fácil.

Haz tu negocio independiente

Un grave fallo es financiar los proyectos de tus clientes del servicio con tus recursos. Lo mejor es solicitar un anticipo (por norma general del cincuenta por ciento del monto total) y el resto cobrarlo una vez concluido el contrato o bien entregada la mercadería. Por otra parte, para hacerte con un inventario, pide un micropréstamo al banco e inclusive a uno de tus distribuidores por siempre contar con unidades suficientes para satisfacer la demanda de tus clientes del servicio. Regla de oro: una cosa es el dinero del negocio, otra el dinero propio y otra el que destinas a tu casa. Diseña múltiples formas de pago.

Ya no deberás ir a la oficina o bien casa de tus clientes del servicio a cobrar. Una alternativa es abrir una cuenta corriente destinada solamente a los ingresos de tu negocio online. De esta forma, tus clientes del servicio pueden depositarte en ventana o bien hacer una transferencia vía banca electrónica. Otra forma de asegurar el flujo incesante de efectivo en tu negocio es diseñar diferentes esquemas de pago. Por servirnos de un ejemplo, pagos semanales, bisemanales o bien mensuales.

Paga tus impuestos

Con recibos de honorarios puedes trabajar para grandes empresas. Eso sí, no olvides abonar tus impuestos a tiempo y, al final del año fiscal, hasta puedes conseguir una devolución por la parte de Hacienda. Para hacer más eficaz esta tarea, contrata los servicios de un gestor que te asista a tener tus cuentas en orden.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia