Estudiar y trabajar como psicólogo

Muchas veces me pregunto como lo hace un psicólogo para trabajar de ello y no deprimirse, o como deben hacerlo para no contagiarse de las energías negativas, o como consiguen no terminar llevándose el trabajo a casa. Pero ciertamente, aunque desde fuera pueda parecernos lo contrario, el trabajo del psicólogo es un trabajo muy agradecido (mayoritariamente, está claro).

Todos acuden al psicólogo cuando están hechos polvo. Sí, todos hemos dicho aquello de “esperaré algo más a ver si se me pasa” o “iré a la tienda de los naturales a ver si me dan algo para animarme”… y al final se acaba por ir a la clínica, porque no ha habido nada que haya podido solucionar el problema, porque el problema se soluciona de otro modo. Para muchos es el último recurso, la última puerta a la que se pica.

Acudir al psicólogo sigue siendo algo muy íntimo, es desnudarse ante alguien desconocido. Por eso los profesionales valoran tanto el esfuerzo que se hace, aunque sea la última puerta donde picamos. Lo malo de esa parte, es que los pacientes acuden con lo que ya se ha convertido en una urgencia y quieren que se les de hora para ya mismo, y claro, que se les solucione su problema casi al instante, como si de algo mágico se tratase.

Yo lo digo a mi amiga Rocío que se ha decidido por estudiar psicología, que este trabajo aunque no es para cualquiera, si que produce grandes satisfacciones. Pero que el día que a todos nos llega, y que es ese día en el que un paciente te llega con tantas energías negativas, que incluso corres el peligro de contagiarte, esté preparada. Si alguna vez habéis pasado un rato con una persona deprimida, sabéis de que os estoy hablando.

Pero esto ya no es problema sólo de los psicólogos, cualquier persona que trabaje de cara en el público y trate con gente se puede contagiar de malas vibraciones.

Pero que necesitas para trabajar de psicólogo sin decaer? Pues se trata de combinar varias cosas, como por ejemplo cuidarse físicamente, emocionalmente, psicológicamente. El deporte es básico para llevar una vida sana, así como lo es una buena alimentación y sobre todo, sobre todo… enriquecerse rodeándose de las personas que quieres. 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Silvia Martínez 25 d Mayo d 2016 a las 09:03 (UTC)
INteresante el post!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia