La playa como entorno para meditar

Aprende formas básicas de meditación en la playa, es bastante beneficioso y permite que te fijes en la simpleza de los elementos que nos rodean.

playa-entorno-meditar

Hoy desde diegosalinas.net hablaremos de la playa como entorno para meditar.  El mar es cautivante te atrapa desde su propia naturaleza y permite que percibas su olor, conectes con el sonido constante de su oleaje y sientas la brisa acompañando el ritmo. Al final, coloca a tu disposición un escenario idóneo para conseguir esa paz y tranquilidad necesaria para meditar.

Primero que nada concéntrate en los detalles

La vida agitada y la rutina, muchas veces, impide el disfrute pleno de las cosas simples. Si tienes la oportunidad de acercarte a la playa siéntate de frente al mar y observa. Sí, observa los detalles mínimos ofrecidos por la naturaleza: el vaivén de las olas, la espuma del mar, los remolinos formados, siente la arena, etc. Conéctate con el entorno.

Sanación y el yo interior

Haz conexión con tu cuerpo. Concientiza cada movimiento, cada parte de tu cuerpo, es decir, no se trata de pensar en la cabeza o en una pierna, por ejemplo, sino sentirlas.

Cierra los ojos. Estás frente al viento. Empieza con la técnica de respiración, inhalando lentamente por la nariz y exhalando por la boca, durante el tiempo necesario. ¿Percibes el aroma a algas o el sonido de los pájaros? Muy bien, continúa con el ejercicio hasta que sientas que no opones resistencia alguna a la brisa, solo te acaricia el rostro.

Visualiza como ese viento traspasa tu ser y despoja de ti lo indeseado, sean inconvenientes de salud, un pasado complejo y turbio que deseas superar con todas tus fuerzas, ansiedades, estrés, miedos paralizantes, entre otros aspectos negativos en tu vida; al pasar por tu espalda que está cargada con todo el negativismo, te limpia. La playa, sin duda, es un buen entorno para meditar.

El silencio te proporciona tranquilidad y paz justo lo que necesitas en este momento. Abre los ojos por un momento e imagina que la arena es un lienzo captador de lo que aquejas o simplemente una hoja en blanco esperando ser rellenada con sentimientos, angustias, un mecanismo de desahogo para el alma. Pocas palabras, lo clave, lo liberador… espera, espera a la ola para que borre, haga la acción deseada y sanes al conocer cómo meditar.

Levántate luego de un rato si consideras oportuno, mueve tus piernas, enrosca los dedos en los pies en la arena ¿lo sientes? Eso es disfrutar, relajar el cuerpo y darle importancia a la simpleza de la vida. Camina por la orilla, moja tus pies, el viento te arropa una vez más dándote la bienvenida. Respira y agradece a tu modo.

 Debes realizar conexiones con tu interior mostrando sentimientos genuinos con lazos fuertes y puros, vibraciones y energías positivas inundan tú ser, buscar el centro, autoconciencia, repetir frases en la mente como: Soy paz, soy feliz, confío en mí, entre otras.

Esperamos que hayas puesto en práctica estos consejos en la playa como entorno para meditar y habiendo leído este artículo te encuentres con tu paz interna. Recuerda escribirme y compartir el contenido si te agradó.

Denunciar contenido

3 comentarios

Deja tu comentario
Diana dianalessman@gmail.com4 d abril d 2017 a las 11:50 (UTC)
Me gustó vuestro artículo. Si a esto lo conviertes en una guía para meditación en mp3 para descargar<a href="http://meditacion10.com/" rel="nofollow"> </a>, seguramente muchos lo haríamos. Saludos!!! Di.
Flor Floraftes@yahoo.com20 d abril d 2016 a las 14:37 (UTC)
Me gustó, buenas ideas para sanar y disfrutar de lo natural.
Lucia Martinez20 d abril d 2016 a las 07:09 (UTC)
INteresante artículo para liberarse del estres ;)

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia