El (SEC) analiza el último informe del INE sobre las causas de defunción en nuestro país,

La Comunidad Valenciana reduce la mortalidad cardiovascular pero sigue por encima de la media española

* Con un 30,68%, la Comunidad Valenciana sigue reduciendo de manera progresiva el porcentaje de muertes cardiovasculares, a pesar de leves repuntes en 2003 y 2009. Sin embargo, aun y la tendencia decreciente de la comunidad año tras año, la tasa de mortalidad cardiovascular sigue por encima de la media nacional

 

* Las enfermedades del sistema circulatorio en 2014 fueron las causantes del 29,66% del total de defunciones en España, seguidas por las que fueron consecuencia de algún tumor y las que se asocian a enfermedades respiratorias. Por tipo de enfermedad cardiovascular, las cerebrovasculares siguen siendo las que causan más defunciones y las hipertensivas las que más crecen en los últimos diez años

 

* Es enormemente preocupante que por sexos, contrariamente a lo que se percibe socialmente, la mujer española muera más por causa cardiovascular que el hombre. Sin embargo la mortalidad cardiovascular en las mujeres es la que más se ha reducido en los últimos diez años (casi un 6% respecto a los dos del hombre)

 

* La mortalidad cardiovascular es la que más se ha reducido en los últimos diez años en España (casi un 4% desde 2004), probablemente gracias al elevado nivel y calidad de la atención cardiológica de nuestro país, al esfuerzo de sus profesionales, y a la introducción de innovación como fuente de mayor efectividad y eficiencia en el sistema de salud

 

* Aun así, la Fundación Española del Corazón (FEC) avisa de que el número de cardiópatas sigue elevándose por el incremento de la incidencia de los principales factores de riesgo cardiovascular como son la diabetes, la hipertensión, el tabaquismo, el colesterol elevado, el sedentarismo o la obesidad, por lo que la prevención en este área ha de seguir siendo un objetivo primordial  

 

* La Sociedad Española de Cardiología (SEC) considera este nuevo informe presentado por el INE como un argumento más en la necesidad de recabar el apoyo de las instituciones para profundizar en la prevención de la enfermedad cardiovascular y en la promoción de políticas de salud cardiovascular, pues solo esto hará disminuir la incidencia y prevalencia de enfermedades cardiovasculares

  Madrid, 19 de abril de 2016.- Según el reciente informe que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de defunción en nuestro país

del año 2014, la enfermedad cardiovascular sigue situándose como la primera causa de muerte representando el 29,66% del total de fallecimientos, lo que la sitúa por encima del cáncer (27,86%) y de las enfermedades del sistema respiratorio (11,08%). 

  A partir de este informe, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha realizado un exhaustivo análisis de estos datos, así como de los referentes a los últimos diez años, y ha podido constatar que la mortalidad por enfermedad cardiovascular es la que más disminuye en los últimos diez años. “En el año 2004, las enfermedades del sistema circulatorio representaban el 33,30% del total de defunciones, mientras que una década después, esta cifra se ha reducido al 29,66%. Por el contrario, las dos siguientes causas de defunción más prevalentes como son el cáncer y las enfermedades respiratorias, aunque han sufrido alguna leve variación a lo largo de los años prácticamente han ido manteniendo su incidencia”, analiza el Dr. Andrés Íñiguez, presidente de la SEC. “Esta paulatina disminución se debe, probablemente, al elevado nivel y calidad de la atención cardiológica de nuestro país, al esfuerzo de sus profesionales, y a la introducción de innovación como fuente de mayor efectividad y eficiencia en el sistema de salud”.

 

“Paradójicamente a esta tendencia a la baja de la mortalidad, existe una tendencia creciente en el aumento de la incidencia de las enfermedades cardiovasculares, por lo que no basta con el buen trabajo que estamos haciendo en cardiología en nuestro país, considerado como uno de los pioneros en esta materia con programas como el Código Infarto o de formación de profesionales y de concienciación de la sociedad civil como se realiza en nuestra sociedad junto con la Fundación Española del Corazón apunta el doctor”, avisa el Dr. Íñiguez. “Que casi uno de cada tres españoles siga muriendo por enfermedades cardiovasculares, hecho en gran medida evitable, es un indicador de que todavía nos queda mucho trabajo por hacer, para evitar que sigamos enfermando, y mucho, por esta causa”, afirma.

 

La Fundación Española del Corazón (FEC) es quien abandera en nuestro país la prevención de la enfermedad cardiovascular, a través de diversas campañas enfocadas a la promoción de unos hábitos de vida saludables y a la búsqueda de compromisos tanto de las grandes empresas como de las instituciones públicas. “Recordemos que el 80% de las enfermedades del corazón y hasta el 90% de los infartos podrían prevenirse con un estilo de vida más saludable, realizando más ejercicio físico y vigilando nuestra dieta”, explica el Dr. Carlos Macaya, presidente de la fundación“. 

 

“El esfuerzo que hemos puesto sociedades médicas, industria farmacéutica e instituciones públicas en el avance y desarrollo de fármacos y técnicas de tratamiento de la enfermedad, debemos seguir poniéndolo, con más ahínco si cabe en campañas de prevención y en medidas más estrictas como la reducción de la sal y del azúcar en los alimentos o el aumento de las restricciones tabáquicas”, reflexiona el Dr. Macaya..”Es en esta línea en la que trabaja nuestra fundación, pero necesitamos mucho más apoyo, no solo de las empresas e instituciones, sino también del propio ciudadano. Necesitamos que sea consciente de que debe responsabilizarse más de su salud, nosotros podemos darle consejos y herramientas para cuidarse, pero es él quien debe comprometerse con su propia salud”, reclama el presidente de la FEC. 

 

“Que las enfermedades cardiovasculares sigan posicionándose como primera causa de muerte en nuestro país es un argumento más en la necesidad de recabar el apoyo

de las instituciones para profundizar en la prevención de la enfermedad cardiovascular y en la promoción de políticas de salud cardiovascular, pues solo esto hará disminuir la incidencia y prevalencia de enfermedades cardiovasculares”, enfatiza el presidente de la SEC. 

 

La Comunidad Valenciana y las enfermedades del sistema cardiovascular

 

Con un total de 12.748 muertes por enfermedad cardiovascular que representan el 30,68% del total de defunciones, la Comunidad Valenciana sigue reduciendo progresivamente el porcentaje de defunciones por esta causa en los últimos diez años,  a pesar de sufrir leves repuntes en 2003 y 2009. En esta línea, aun la tendencia decreciente de la comunidad, esta sigue por encima de la media nacional (29,66%).

 

Asimismo, y diferenciando según sexos, tanto los hombres como las mujeres superan la media, con casi un 1,5% más  en el caso de los valencianos y un 1% en las valencianas.

 

El Dr. Rafael Payá, presidente de la Sociedad Valenciana de Cardiología considera que, “aunque los datos de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en la Comunidad Valenciana son ligeramente superiores a la media nacional, los resultados pueden considerarse positivos por la constante reducción de la mortalidad por esta causa observada en los últimos años en nuestra comunidad. Indudablemente, la  introducción del Código Infarto -tratamiento con angioplastia primaria del infarto- ha contribuido a esta reducción. No obstante, su puesta en marcha con retraso respecto a otras comunidades podría explicar que los resultados todavía no sean los esperados. La Sociedad Valenciana de Cardiología tiene como objetivo principal cuidar de la salud cardiovascular de los habitantes de nuestra comunidad. En este sentido, estamos desarrollando ya proyectos en colaboración con la Consellería de Sanitat, que a buen seguro se traducirán en los próximos años en una mayor reducción de la mortalidad cardiovascular. Entre estos proyectos destacan la mejora de la atención de la insuficiencia cardiaca (colaborando en la implantación de las Unidades de Insuficiencia cardiaca), la organización y divulgación de la Rehabilitación cardíaca y la monitorización de los resultados del Código Infarto”. 

 

 

Analizando la mortalidad cardiovascular por enfermedades en España

 

Por tipología de enfermedad cardiovascular, las cerebrovasculares siguen situándose como las más mortales causando el 23% del total de defunciones cardiovasculares, aunque se mantiene la tendencia a la baja esta patología (en cinco puntos desde el año 2004).

 

Tras el conjunto de patologías “otras enfermedades del corazón” con el 18% de las defunciones, la insuficiencia cardiaca se mantiene como la tercera causa de muerte (con el 15% del total de fallecimientos cardiovasculares), seguida de “otras enfermedades isquémicas del corazón (14%) y del infarto agudo de miocardio (14%).

 

“Sobre tipos de enfermedades, es muy importante destacar que las enfermedades hipertensivas son las que más han aumentado los últimos diez años, doblando el número de defunciones debido a esta causa, ya que mientras en 2004 representaban

el 5% de los fallecimientos cardiovasculares, ahora son ya el 10%”, avisa el presidente de la SEC.

 

La mujer española, la más afectada por las enfermedades del sistema circulatorio

 

“Sigue existiendo la falsa percepción de que la enfermedad cardiovascular es cosa de hombres, pero tal y como se sigue reflejando en los datos de mortalidad, la mujer muere más por esta causa, concretamente un 6% más”, recuerda el Dr. Íñiguez.

 

Así, mientras que en los hombres las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio provocaron el 26,58% de las muertes (53.581 en total), en las mujeres este porcentaje ascendió al 32,84% (63.812 defunciones).

 

Sin embargo, analizando la evolución histórica, se ve que es la mujer la que más ha conseguido reducir las defunciones por causa cardiovascular: en el año 2004 la mortalidad cardiovascular femenina era del 38,14% frente al 28,91% de la masculina. 

 

Por tipos de enfermedad, en los dos sexos, las cerebrovasculares siguen siendo la causa más frecuente, mientras que el infarto es más común entre los hombres que se sitúa como segunda causa que entre la mujer (situado como la sexta causa). La insuficiencia cardiaca provoca más defunciones entre las mujeres ya que es la tercera causa, pasando a ser la quinta entre los hombres.

 

¿La mortalidad por enfermedad cardiovascular es igual en toda España?

 

Existen comunidades autónomas que sufren más defunciones cardiovasculares que otras. En los datos de 2014, las comunidades cuya media por muerte cardiovascular está por encima de la española (29,66%) son:

* Ceuta (33,40%)

* Andalucía (33,16%)

* Galicia (32,03%)

* Asturias (31,77%)

* Extremadura (31,74%)

* Melilla (30,93%)

* La Rioja (30,80%)

* Valencia (30,68%)

* Aragón (30,50%)

* Castilla y León (29,75%)

 

 

Mientras que las que se sitúan por debajo de la media son:

* Murcia (29,35%) y Islas Baleares (29,16%) quienes han pasado en un año de estar por encima a estar por debajo

* Castilla La Mancha (28,57%)

* Cantabria (27,61%)

* Catalunya (27,61%)

* Navarra (26,87%)

* País Vasco (26,75%)

* Madrid (26,58%)

* Canarias (24,34%)thQKPX1VNJ

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia