No todo está en los genes

¿Por qué los gemelos "idénticos" no lo son tanto en la madurez?

¿Por qué existen diferencias entre gemelos univitelinos, cuya secuencia de ADN es idéntica? Una sola palabra bastaría para responder: Epigenética. La Epigenética es un compendio de mecanismos celulares que alteran la expresión génica sin alterar la secuencia de ADN. El término fue acuñado por Conrad Hal Waddington en 1939 para referirse a los “mecanismos causales por los cuales los genes del genotipo logran su efecto fenotípico”.

Los mecanismos epigenéticos se encargan de “marcar” químicamente las histonas (proteínas asociadas al ADN) o las propias bases del ADN. Las modificaciones en la expresión pueden llevarse a cabo también mediante pequeños ARNs no codificantes. Mediante estos ligeros cambios se puede conseguir que una región del ADN se sobreexprese, se silencie o module de formas complejas. En otras palabras, las células poseen un patrón de activación génica dependiente de los cambios epigenéticos.

 

Epigenetics

Imagen extraída de: www.celgene.com. Obsérvense las esferas anaranjadas sobre la doble hélice del ADN y las esferas amarillas sobre las histonas en color azul claro. Estas esferas hacen referencia a pequeños grupos químicos (metilación en ADN y acetilación en histonas) que conforman el patrón epigenético celular.

 

Durante el curso de la vida, algunos factores ambientales como la alimentación, las sustancias tóxicas (alcohol, tabaco, químicos, etc) o el estrés actúan sobre los mecanismos epigenéticos, activando o desactivando genes. Los genes afectados pueden producir más o menos proteínas de lo necesario, alterando las funciones orgánicas y pudiendo generar diversas patologías o cambios fisiológicos. Este cambio en la producción de proteínas puede transmitirse por herencia de una célula a otra o incluso de padres a hijos.

En la actualidad se están desarrollando fármacos para modificar información epigenética con fines terapéuticos. Estos fármacos serían útiles, por ejemplo, en ciertos tipos de leucemias en los que se produce una proteína anormal que desactiva genes que deberían “encenderse”.

En conclusión, descifrar el código epigenético y aprender a manipularlo podría aportar grandes avances en la medicina del futuro, basada en la genética. Una medicina más personalizada, segura y eficaz.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Santiago Laguna31 d marzo d 2016 a las 16:11 (UTC)
Muy interesente tu post!
Alfonso Martín31 d marzo d 2016 a las 13:41 (UTC)
Super interesante!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia