‘Terminator Génesis’, una buena pelicula

Es un reseteo de la saga, alterando por completo lo que vimos en la primera entrega -y, obviamente, todo lo que vimos a continuación-, pero manteniéndose dentro del mismo universo sin renegar de él.

Estoy convencido de que mucha gente va a ir al cine a ver Terminator Génesis con la idea en la cabeza que va a odiarla. No es algo que debería sorprender a nadie teniendo en cuenta lo mal recibida que fue ya en su momento 'Terminator Salvation' y también el hecho de que la campaña promocional de esta quinta entrega ha sido bastante desastrosa, en especial ese segundo avance que se unía a la infame lista de tráileres que te destripan una película, y encima volvieron a repetir la jugada en su cartel definitivo, fastidiando así a aquellos cinéfilos que ya no ven los adelantos previos.

De hecho, yo también creía que iba a parecerme poco mejor que una pérdida de tiempo, pero finalmente Terminator Génesis ha acabado siendo un buen entretenimiento con un guión que es cierto que tiene sus fallos, pero también aporta varias ideas interesantes para que la carismática presencia de un estupendo Arnold Schwarzenegger no sea lo único que realmente destaque. Obviamente, no está al nivel de las dos primeras entregas, pero sí que es una más que digna secuela que no se merece el odio que está cosechando.

CCovgDCVEAEJf5O.jpg

Antes de nada me gustaría aclarar que disfruté en mayor o menor medida con todas las películas de la franquicia, pero también que de 'Terminator Salvation' lo único que recuerdo a día de hoy es que no me aburrí y está por ver si eso se repetiría en un segundo visionado que no tardaré mucho en hacer. Una vez dicho esto, he de darle hasta cierto punto la razón a James Cameron en ese intento desesperado por parte de Paramount para convencernos de que 'Terminator Génesis' era la auténtica tercera entrega de la saga y no la, pese a todo, entretenida 'Terminator 3: La rebelión de las máquinas' (Terminator 3: Rise of the Machines).

A decir verdad, 'Terminator Génesis' hereda mucho del sentido del humor exhibido por Schwarzenegger en esa tercera entrega, pero el guión de Laeta Kalogridis y Patrick Lussier lo hace encauzándolo y dosificándolo con acierto a lo largo de todo el relato para que funcione más como un alivio cómico puntual con el que evitar que todo se vuelva demasiado trascendental y al mismo tiempo aprovecha al máximo el innegable carisma del actor austriaco que hacía ya mucho que una película no sabía explotar tan bien como aquí.

No obstante, el gran acierto y también uno de los orígenes de sus debilidades está en el hecho de que 'Terminator Génesis' es un reseteo de la saga, alterando por completo lo que vimos en la primera entrega -y, obviamente, todo lo que vimos a continuación-, pero manteniéndose dentro del mismo universo sin renegar de él. No es que la tercera y la cuarta entrega lo hicieran, pero sí que podía criticarse a una de ser poco más que una repetición de lo ya visto con anterioridad y a la otra de desaprovechar un relativo vacío en la mitología de la saga.
katucms_image_711791a9ff66d008b9083d0f0c83d523_4617_.jpg

Aquí se opta por zambullirse de lleno en el siempre peligroso mundo de los viajes en el tiempo, ya presente en la franquicia desde su propio nacimiento, pero cuyas reglas han ido estirándose a su gusto según avanzaba, creando así ciertos huecos cada vez más evidentes para el espectador. Una de las principales debilidades de 'Terminator Génesis' la tenemos ahí -llega un punto en el que uno se pregunta el motivo de que Skynet no haya enviado directamente decenas de Terminators al pasado para acabar con Sarah Connor-, pero a cambio también se introducen elementos de la historia interesantes o simpáticos como el personaje interpretado por un divertido J.K. Simmons.

La cuestión es que, como era de esperar, Skynet ha hecho todo lo que estaba en su mano para saber qué era lo que le hacía fracasar una y otra vez, pero también los humanos han ido amoldándose a esos cambios, siendo en esa lucha por ir por delante donde 'Terminator Génesis' encuentra su razón de ser. Es una lástima que su gran giro fuera destripado por el ya mencionado tráiler, porque la cosa ganaría mucho de haberlo descubierto por nosotros mismos en el cine. (Spoiler en lo que queda de párrafo) La otra gran pega es que eso limita un poco la interpretación de Jason Clarke, quien hasta entonces había sido el otro personaje principal con auténtico interés.

Otra cosa que me llama la atención es que el recorte presupuestario realizado por Paramount tras los fracasos de la tercera y la cuarta entrega como resultado de su excesivo coste -solamente para hacerlas, sin tener en cuenta las cuantiosas campañas publicitarias, se gastaron unos 200 millones de dólares en cada una de ellas- no se percibe y que sigue siendo todo lo suficientemente movido como para que uno se quede con esas ideas de guión destacables mientras se deja llevar con lo que en el fondo no es más que otro ruidoso -aunque no descerebrado- entretenimiento veraniego.

Terminator-5-Genisys-Movie.jpg

No me cabe duda de que se pueden encontrar varios errores a poco que uno reflexione sobre el guión -aunque eso casi podría decirse de todas las entregas-, pero lo que realmente hace que 'Terminator Génesis' no pueda competir con cierta igualdad de condiciones con las dos primeras partes lo encontramos en varios integrantes de su reparto y, sobre todo, en la genérica y algo desvalida puesta en escena de Alan Taylor.

No es que Taylor cometa grandes pifias, pero la acción necesitaba un trabajo de dirección más enérgico y decidido para que la película consiguiera trascender la categoría de ser una más en esta faceta y mucho me temo que eso ya será algo habitual en él, pues Thor: El mundo oscuro' (Thor: The Dark World) también caía en ese error, en especial durante su tramo final. La gran diferencia es que allí la propia cinta tenía asumida su condición de ser relleno entretenido, mientras que aquí tenía la misión de ser algo más y no ha dado la talla. Esto limita el interés de 'Terminator Génesis' como gran pasatiempo visual.

El otro problema lo tenemos en su reparto, ya que Schwarzenegger se come con patatas a todos los demás protagonistas, en especial a un Jai Courtney que jamás debió abandonar el tipo de personaje que interpretó en 'Jack Reacher', es decir, un secundario con pocas líneas de diálogo que infunda respeto a través de su presencia. También sale perdiendo, y por mucho, Emilia Clarke a la hora de hacernos olvidar a Linda Hamilton, pero al menos cumple con corrección su cometido y no cae en el error de convertir a Sarah Connor en una mera extensión de su Daenerys en 'Juego de Tronos'.

terminator-5-genisys-film.jpg

En definitiva, 'Terminator Génesis' es un buen entretenimiento veraniego y tiene varias ideas de guión estimulantes que hasta cierto punto compensan sus prácticamente inevitables lagunas en todo lo referido a la mecánica de los viajes en el tiempo. Además, Schwarzenegger están tan en su salsa que no me molesta tanto que los otros protagonistas no terminen de estar a la altura, aunque ojalá hubiesen contratado a un director más atrevido y no a alguien que dotase a la película de un erróneo toque genérico. Una opción recomendable para pasar el rato y por encima del otro fallido estreno de esta semana del que os hablé hace unos días.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia