Aprender a dibujar, un gran beneficio para la creatividad

Descubre los 7 beneficios que te proporcionará aprender a dibujar

Se suele creer que las persona que saben dibujar es porque tienen una especie de talento oculto o incluso un don que nadie es capaz de entender, y que permite a esa persona el poder realizar dibujos maravillosos sin apenas mucho esfuerzo.

Pero la explicación resulta mucho más fácil. Lo cierto es que, todas las personas cuando han sido pequeñas han dibujado, pero a medida que van pasado los años y las personas van haciéndose mayores, esta actividad se va dejando de lado hasta que definitivamente ya no la volvemos a realizar jamás.

El principal motivo por el que las personas dejan de dibujar cuando son adultas, es simplemente porque cuando crecemos dejamos de hacer esas cosas que a uno mismo nos gustan y nos divierten y empezamos a hacer otras porque nos dan otras cosas. Otro motivo es porqué cuando crecemos y somos adultos nos volvemos mucho más exigentes con la realidad y nos planteamos si un dibujo es bueno o malo según como este se ajuste a la realidad.

¿Qué nos aporta como personas el dibujar?

Cuando las personas dejan de dibujar de algún modo atrofian con el tiempo el músculo, metafórico, de la creatividad, un músculo que, aunque no exista físicamente, funciona igual que un músculo real y se atrofia y se oxida si no se utiliza. Por eso para volver a recuperarlo hay que ejercitarlo y trabajar con él continuamente.

El potenciar este músculo hace que las personas estén mejor formadas a nivel individual, profesional e incluso social y así poder aplicar esta creatividad que se desarrolla con el tiempo.

El camino del aprendizaje de dibujar

Cuando una persona expresa que no sabe dibujar, hay que ver a que se refiere exactamente. El no saber representar algo que vemos o que tenemos en la cabeza, son cosas que nunca se sabrán si no se practican continuamente. Y esta es la única forma posible de aprender a dibujar, ya que el recorrido de aprender a representar lo que vemos, es el de aprender a dibujar.

cotono-mandalas.jpg

Los 7 grandes beneficios de saber pintar. Los valores que puede aportar a una persona el saber dibujar

1. Comunicación

El arte nos ayuda a comunicarnos en un lenguaje diferente y muy personal, lo cual es un gran beneficio para todos y sobre todo para personas que sufren condiciones relacionadas con la falta de comunicación y de expresión, como la timidez o ciertas discapacidades.

2. Terapia

Pintar es una actividad individual, que aún en una clase, el estudiante puede ser capaz de entrar en un mundo propio y lleno de posibilidades. La estimulación de su parte creativa le permite aislarse positivamente de la realidad, lo cual produce un descanso mental que disminuye el estrés y favorece la relajación y la felicidad. Particularmente bueno para personas con problemas de agresividad y nerviosismo.

3. Autoestima

En un ambiente no competitivo y relajado, donde el estudiante pueda realizar logros personales, dibujar ayuda a fortalecer la autoestima e individualidad. Particularmente importante para personas con problemas de co dependencia y traumas, entre otras condiciones.

4. Motricidad

Aprender a manejar el pincel o el lápiz ayuda a controlar los movimientos de la mano y así estimular conexiones cerebrales mientras se desarrolla una habilidad. En adultos la pintura puede ayudar a fortalecer la motricidad fina.

Aprender a dibujar, un gran beneficio para la creatividad

 

5. Concentración y Sanación

Quien dedica varias horas a pintar o simplemente a crear, entra en un estado de concentración en el que el tiempo transcurre sin apenas darnos cuenta y los dolores físicos desaparecen, al pintar es como entrar en otra dimensión.

Este estado de concentración tan alto se llama Alpha y ha sido desde hace tiempo objeto de estudios e investigaciones. Durante el estado Alpha una parte del cerebro está consciente, pero la otra hace surgir el inconsciente. Hay una mayor creación porque la energía pura se transmite a lo que se está creando y pueden pasar horas sin sentir fatiga. Este mismo estado se puede lograr mediante otras actividades como la oración, la meditación, la música o la aromaterapia. 

6. Salud mental

La pintura distrae de los problemas, ayuda a sacar la angustia y a poder expresarse, lo cual es beneficioso para personas nerviosas o con problemas mentales, así como para cualquier persona que esté pasando por un desequilibrio emocional como una ruptura sentimental, por ejemplo. En las personas adultas aprender a pintar les ayuda a vencer el miedo de enfrentarse a sí mismos y a ser perseverantes.

7. Actividad cerebral

En el dibujo y la pintura se estimulan los dos hemisferios del cerebro, tanto el izquierdo como el derecho. El primero involucra el lado lógico y racional mientras que el segundo explota nuestra creatividad. En una edad de crecimiento esta actividad resultará muy valiosa para el futuro, ya que puede ayudar a combatir enfermedades como el Alzheimer. La pintura, en definitiva, es una actividad que fomenta la imaginación y en pacientes con Alzheimer mientras la memoria se pierde, la imaginación tiene la capacidad de fortalecerse.

alejandra-barrales-adultos-mayores-pintar.jpg

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Esme Paul3 d Agosto d 2015 a las 10:57 (UTC)
Yo soy malisima dibujando!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia