MIGAS CON CHOCOLATE

  • 02/08/2015
  • 0

Recordar añejos sabores es agradable,porque evocan momentos. Y conservar nuestra cocina indispensable, aunque sea por hobbie , eso me sucede a mi con las migas, las practico de vez en cuando, para que no queden en el saco del olvido.Y las recuerdo como momentos únicos , mi tío Fabian que era un forofo, era manchego y cuando los domingos quedabamos de acampada era el hombre más feliz del mundo,llegabamos al río y entre su frondosa arboleda, estacionaba su Citroen,de la cual sacaba sus bartulos una hoya repleta de tirillas de pan duro finamente cortado y humedecido,unas extreves ,un saquito de carbón de viña, su botella de aceite, y una taleguilla con dos cabezas de ajo  sal oregano y tomillo ,un taper con tocinillo picado , carne magra de cerdo,y chorizo a el le gustaba ponerle una pimienta cayena , porque el picante le entusiasmaba .Montaba sus artilugios como el gran mago de forma ceremonial,  y con una sevilleta al cinto y un gran cucharón vertia aceite , refreia los ajos y la cayena  en la cacerola ; agregaba la carne ,  el tocino y salpimentaba despues el pan humedo con tomillo y oregano,y se dedicaba pacientemente a voltearlas al fuego de carbón hasta que el pan perdia su humedad,y acababan soltandose en pequeñas bolitas ovales doradas y rojizas impregnadas de los aromas y sabores de ajos carne y  pimentón del  chorizo , nos preguntaba entonces con que las queríamos, con zumo de naranja; un racimo de uvas , vino con gaseosa o como a el le gustaban con un gran tazón de chocolate.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia