La intrigante historia del hombre de dos caras

Edward Mordake nació con una malformación que le otorgó dos caras. Un hombre del siglo XIX que se ha hecho popular en la actualidad debido a la viralidad de su caso en Internet

31.jpg

Independientemente y siendo conscientes de la intoxicación de historias que se repiten y exageran en Internet transformando las leyendas urbanas en realidad, si que parece ser que existió Edward Mordake en Reino Unido y que una malformación caprichosa hizo tuviera una cara adicional en la parte posterior de su cabeza, en lo que para todos sería la nuca. Esta cara no podía comer ni hablar, aunque si que era capaz de reír y llorar.

Esta malformación era un síndrome congénito denominado diprosopia o duplicación craneofacial que consiste en la duplicación congénita del notocorda cuya doblez provoca la generación de dos crestas nerviosas con sus correspondientes estructuras craneofaciales difernetes.

No es lo mismo que los siameses ya que a diferencia de estos la disprosopia no es produce por la fusión o separación incompleta de dos embriones sino que viene dada por una anormalidad en una proteína que marca el patrón craneofacial normal. Esta alteración de la proteína puede provocar que el individuo pueda tener hasta cuatro orejas, cuatro ojos o dos labios independientes. Como dato curioso el nombre de esta proteína, SHH (Sonic Hedgehog), más tarde daría nombre al personaje de la saga de videojuegos Sega.

Esta duplicidad estrucural puede otorgar pequeño movimiento a la cara atrofiada lo que ha provocado que aumente la leyenda de esa "Independecia" del rostro que gesticulaba en función de lo que Edward hacía y que incluso se burlaba de él de tal manera que le llevó al suicidio.

Se dice del rostro posterior que sus ojos estrábicos no se cerraban y seguían la mirada de aquel que se fijaba en él  además de llorar. Mordrake aseguraba que padecía insomnio por culpa de unos susurros y ruidos con los que su “cara diabólica” le torturaba cada noche.

Un caso insólito, único en el mundo que ha provocado ríos de tinta, mares de opiniones y siempre buscando su hueco entre la realidad, la anomalía científica o la completa ficción. No sólo Wikipedia se hace eco del caso, además de otras muchas webs, sino que incluso el afamado músico Tom Waits escribió la canción "Poor Edward" basada en esta historia.

En los próximos y muy cercanos años se estrenará una película mexicana que narrará este hecho.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Esme Paul3 d agosto d 2015 a las 11:04 (UTC)
La foto da sensación!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia