Javier Albiol, el culo y las témporas

  • 30/07/2015
  • 0

El culo de la violencia foránea y las témporas de la xenofobia

Nadie pone en duda, a estas alturas, que la mayoría de los seres humanos que llegan a España allende nuestras fronteras, son gentes honradas que, hartas de la miseria o las persecuciones políticas o religiosas, esperan poder ganarse a nuestro lado y con su sudor, el pan de todos los suyos.

Pero nadie que no sea un manipulador profesional,podrá tampoco negar que, entre mucha gente decente, trabajadora y leal, se cuela una auténtica chusma de delincuentes, vagos y maleantes, que vienen, muchos de ellos huyendo ya de la justicia de sus países de origen, directamente a robar, o a vivir de la magnanimidad de nuestros políticos, excesivamente dados a sembrar prebendas y subvenciones, quizás para lavar sus conciencias y "justificar" las que se asignan sí mismos.

Éstos últimos están empeñados en vivir de sus vecinos, a los que roban, o de todos los españoles, en las cárceles, a la sopa boba, que diría un castizo.

Esto lo sabe perfectamente, Podemos, su filial, el PSOE, esa cosa informe antes llamada Izquierda Unida, en la que hasta ahora pasta todo el rogerío que vagaba sin amo por las estepas patrias, y cualquiera que no sea un manipulador nato y profesional como lo son todos los populistas que acabo de nombrar y sus bandas de voceros lacayos, tertulianos cantamañanitas, que aspiran a ser futuros comisarios políticos en los múltiples sectores profesionales del nuevo régimen, Comunismo Siglo XXI, vamos, el de siempre que, entre todos, pretenden llevar al poder.

Javier Albiol, candidato del PP a las autonómicas catalanas y uno de los pocos aciertos de Rajoy en su triste paso por La Moncloa, haciendo suyo el sentido común popular (cosa bien distinta del populismo), dice que no, que ya está bien con que a los delincuentes españoles les alimentemos y vistamos en nuestras cárceles, que a los delincuentes extranjeros, a ésos que vienen a delinquir, a vivir a costa de los españoles, muchas veces huyendo de la justicia de sus propios países, a ésos, que les cuiden, les alimenten y les vistan en las cárceles de sus países de origen, que España no es la cárcel del mundo.

Eso, señoras y señores, no es xenofobia. Lo saben los niños de preescolar. Eso es, simplemente, no confundir el culo con las témporas o querer hacernos comulgar con ruedas de molino.

Que se lo pregunten a Javier Ruiz, el manipulador sustituto del retorcido Cintora, esa pareja de podemitas exacerbados y muy mal educados que maltratan, con ira mal disimulada, a sus entrevistados y colaboradores que no pertenecen a su rebaño. El actual presentador de las Mañanas de la Cuatro TV, que estaba deseando que le pusieran delante al nuevo candidato del PP a la Generalidad Catalana para espetarle, con baba de cobra resbalando por las comisuras de los labios: ¿Es usted el candidato racista?

Toda la izquierda, especialmente la que aspira a algo en la españolísima Cataluña para intentar que deje de serlo, están completamente desquiciados, con el paso cambiado y los nervio a flor de piel, indicio seguro de que Mariano, por una vez, ha acertado. Albiol puede ser el grano en el culo del separatismo catalán y del imbecilismo socialista. Puede ser el que arrastre a esa inmensa mayoría de catalanes a los que les gustaría aplicar el españolísimo "al pan, pan ...".

 

30 de Julio de 2015

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia