Trucos para mantener el cultivo de marihuana hidratado

Para tener un cultivo de marihuana hay que saberlo cuidar, algunas veces el tiempo no lo permite, así que para ahorrar tiempo en riego y mantener una planta sana en Eurogrow dejamos unos trucos muy buenos.

trucos para mantener el cultivo de marihuana hidratado

En Eurogrow sabemos que algunas veces se hace dificil darle el cuidado que se merecen las plantas, bien sea por motivos laborales o algunas otras actividades importantes, causando que se descuida el cultivo; las plantas pasan días sin recibir la cantidad de agua necesaria para crecer sanamente y se expone a enfermedades y hongos que acaban matándola. Pero hoy le traemos la solución a todas sus preocupaciones en cuanto al riego, porque hay unos trucos para mantener el cultivo de marihuana hidratado, aun cuando estés fuera de casa.

El Primer truco: con dos garrafas de agua

Es importante mencionar que estos trucos funcionan mejor para aquellos cultivos que se encuentran en exteriores y de querer tomarlos en cuenta para hidratar sus plantas en el interior, deben tener suficiente sustratos; grande y ancho, porque la primera técnica consiste en buscar dos bombonas de agua, una de 10 litros y otra de 5 litros, tomas la primera, la cortas y te quedas con la parte de arriba, y al cortar la pequeña te quedas con la parte de abajo, luego cuando vayas al sustrato, vas a enterrar  solo la más pequeña, dejando fuera de la tierra la parte en forma de paragua.

Al enterrarlo, regarás el sustrato por la boquilla que has dejado asomada fuera de la tierra, de tal forma que cuando se condense el agua, por el calor trasmitido por el sol, se producirán gotas de agua, que al final caerán en la tierra poco a poco manteniendo tu planta sana y humedecida. Como ves, uno de los primeros trucos para mantener el cultivo de marihuana hidratado es sumamente sencillo y lo mejor de todo es que lo puedes hacer con implementos que tienes en tu casa y de fácil acceso. El único requisito para este caso es obtener las semillas más productivas, para que tengas un cultivo con buena cantidad de THC.

Es bueno que consideres esta técnica para hidratar, porque de esta forma puedes olvidarte de unos días del riego, además puedes incluir los fertilizantes por esta vía, contribuyendo así, al sano crecimiento y alimentación de la planta. Es importante que dejes la tapa, y cuando vayas a regar, la retiras y la colocas de nuevo, una vez hayas llenado la garrafa que has enterrado.

El segundo truco: con tubos PVC

Otro método que también funciona, es adquiriendo un tubo PVC, antes de enterarlo debes cortarlo en dos partes de 50 centímetros cada uno, puede ser un poco menos o más, todo dependerá de la longitud de tu cultivo, pero lo ideal es la medida que te estamos dando. Una vez que hayas hecho el corte, procederás a abrirle agujeros al tubo, con una medida de 2 centímetros aproximadamente.

Luego cavas la tierra en un lugar cercano a las plantas lo entierras y le colocas nuevamente la tierra alrededor el tubo, pero dejando un espacio entre el tubo y la tierra. Ahora ya tienes un sistema de riego casi profesional, hecho por ti y listo para mantener tu sustrato con la humedad necesaria para tener hermosos cogollos grandes y con suficiente cantidad de THC.

Esperamos que estos trucos te hayan servido, recuerda dejarnos tus comentarios en caso de ser necesario o compartir esta nota en tus redes sociales.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia