8 falsos mitos sobre el cambio climático

Algunos de los mitos más frecuentes sobre el cambio climático

El estudio del clima es un área de investigación bastante compleja y en continua evolución, debido a la enorme cantidad de factores que intervienen. El clima de la Tierra jamás ha sido estático. Como consecuencia de las alteraciones en el balance energético, el clima está sometido a continuas variaciones en todas las escalas temporales, desde decenios a miles y millones de años.

¿De qué se trata el cambio climático?

Se le llama cambio climático a la variación global del clima de la Tierra. Esta variación del clima de la tierra no siempre se debe a causas naturales, ya que, también se debe a la acción del hombre. Estas variaciones se producen a muy diversas escalas de tiempo y sobre todos los parámetros climáticos: temperatura, precipitaciones, nubosidad, etc. El término "efecto invernadero", por su parte, se refiere a la retención del calor del Sol en la atmósfera de la Tierra por parte de una capa de gases presentes en la atmósfera. Sin ellos la vida no sería posible, ya que el planeta sería excesivamente frío.  Entre estos gases se encuentran el dióxido de carbono, el óxido nitroso y el metano, que son liberados por la industria, la agricultura y la combustión de combustibles fósiles.  El mundo industrializado ha hecho que la concentración de estos gases en la atmósfera haya aumentado un 30% desde el siglo pasado, cuando, sin la presencia humana, la naturaleza se encargaba ella sola de equilibrar estas emisiones.

cambio-climatico.jpg

Los 8 falsos mitos más frecuentes acerca del cambio climático

El Cambio Climático conlleva, en ocasiones, algunas malinterpretaciones que resulta importante aclarar, en este artículo exponemos 8 falsos mitos sobre el cambio climático. Algunos de los mitos más frecuentes sobre este fenómeno.

1. El agujero de la capa de ozono es la causa del cambio climático

Ambos problemas están relacionados con la atmósfera, pero el cambio climático no lo provoca el agujero de la capa de ozono. La causa del cambio climático no es más que el efecto invernadero provocado por la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas) en las actividades humanas (energía eléctrica, calefacción, aire acondicionado, transporte, fabricación de envases, etc.)

2. El cambio climático no existe

Un grupo coordinado de 2000 científicos de todo el mundo (llamado Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, IPCC en inglés) lleva investigando hace ya más de 25 años, y asegura que el cambio climático es un hecho y que debemos, además, tomar medidas para pararlo. Las personas que niegan la existencia del cambio climático, claramente no tienen los conocimientos necesarios, o tienen intereses para negar su existencia.

3. No podemos frenar el cambio climático

El cambio climático es un problema ambiental global, uno de los más importantes , sino el más importante al que se enfrenta la humanidad. Pero a pesar de ser un problema tan grande sí se pueden hacer cosas para frenarlo. En nuestra vida diaria, por ejemplo, podemos y tenemos la oportunidad de evitar la emisión de CO2 y de esta manera contribuir a solucionar el problema. Para ello es importante hacer algo por cambiar nuestros hábitos.

Con todo esto, es evidente que no podemos comparar el escape de un coche privado a las chimeneas de una gran central térmica. Pero, sin embargo, si reduces el consumo eléctrico en tu hogar, regulas el termostato de tu calefacción, utilizas bombillas de bajo consumo, eliges productos con pocos envases en la compra y reciclas los residuos que generas en casa, estarás evitando que esa central térmica tenga que funcionar más horas de lo debido.

8 falsos mitos sobre el cambio climático

4. Frenar el cambio climático supondría empeorar nuestra calidad de vida

Nuestra calidad de vida ya se está viendo muy afectada por los efectos del cambio climático. No sólo corre peligro el medio ambiente sino también las actividades económicas de las que dependemos nosotros como la agricultura, la ganadería o el turismo.

5. El Cambio Climático es algo que sólo afectará en el futuro

Los cambios que se necesitan para frenar el cambio climático se pueden planificar con antelación, mientras que algunas de las consecuencias del cambio climático llegan sin avisar y de repente, como los huracanes o las sequías, entre otros fenómenos. Por lo tanto, es vital y muy importante entrar en acción ya.

6. La energía nuclear es la solución al cambio climático

Aunque la energía nuclear no produce CO2, el riesgo de accidentes y la inexistencia de un sistema para gestionar los residuos nucleares, hacen que no sea una alternativa viable. Además, el combustible nuclear también terminaría por agotarse (al igual que el petróleo) y es necesario mucho tiempo y dinero (10-12 años) para construir una central nuclear.

central-nuclear-energia-electrica.jpg

7. El efecto invernadero es un problema ambiental

El efecto invernadero no es un problema ambiental como se cree, sino un fenómeno natural que permite que haya una temperatura media de 15ºC en el planeta. Sin el famoso efecto invernadero no existiría la vida tal y como la conocemos, solo es el incremento de este efecto invernadero lo que provoca efectos perjudiciales en el clima y en el planeta. Las actividades humanas (generación de electricidad, producción industrial, el consumo en el hogar, el transporte) incrementan la cantidad de gases de efecto invernadero de la atmósfera y estos gases extra son los que provocan un calentamiento global.

8. El Cambio Climático supone un aumento muy pequeño de la temperatura

En el último siglo el cambio climático ha aumentado las temperaturas aproximadamente:

  • entre medio y un grado en todo el planeta
  • un grado en Europa
  • un grado y medio en España

Estos cambios de la temperatura pueden parecer pequeños a simple vista, cuando las personas en algunos países pueden experimentar variaciones de temperaturas de 20º C, o incluso más, entre un mediodía muy caluroso y una noche más fría. Sin embargo, hay que tener en cuenta que desde la última glaciación, época en la que el hielo cubría la mayor parte de Europa, la temperatura media global tan sólo ha subido entre 3 y 5º C. Por lo tanto, aunque parezcan pequeñas variaciones de temperaturas, estas pueden suponer grandes cambios.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Esme Paul14 d julio d 2015 a las 13:37 (UTC)
Tenemos que cambiar algo ya!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia