Capital de la música electrónica en Valencia (Marenostrum Music Festival)

De nuevo 20.000 personas llenaron el recinto de la antigua estación del Grao del Puerto de Valencia demostrando que el público valenciano tiene un paladar musical refinado.

5T

La segunda edición del Marenostrum Music Festival tuvo momentos álgidos que guardarán por siempre las 40.000 personas que no se quisieron perder una de las citas clave en el panorama de la música electrónica en nuestro país.

El sábado fueron el talento nacional de Danny Ávila y las hermanas australianas Nervo, con su espectáculo de luz y color, los que hicieron temblar el asfalto de la antigua estación del Grao. Un lujo para todos los asistentes, pudiendo disfrutar en uno de los escenarios de uno de los famosos sets de Nervo, que decidieron incluir Valencia dentro de sus giras mundiales.

Nic Fanciulli fue otro de los DJs que cautivaron al exigente público, tanto valenciano como el numeroso grupo de extranjeros que se dieron cita en el MMF 2015. En su caso haciéndose con el 'poder' en el escenario de techno. Un lugar que tuvo el lujo de acoger a Sven Väth para cerrar la jornada del domingo. Una referencia mundial de este ámbito, que con sus dos mochilas repletas de vinilo hizo vibrar a los miles de asistentes.

Este domingo fueron Afrojack, seguido de Don Diablo y Quintino, los que no dieron ni un respiro al enfervorecido público, que no paró de saltar y acompañar con las manos cada minuto de los respectivos sets de estas estrellas de la música electrónica. También hubo tiempo para que el joven y prometedor Mike Marin, dj residente del festival, se colara entre los grandes y sorprendiera al público con su enérgico set.

SEGURIDAD E HIGIENE DURANTE TODO EL FIN DE SEMANA

En la jornada del sábado se atendieron 91 personas, de las cuales solo 21 presentaron síntomas de lipotimia o golpe de calor. Para combatir la temperatura y que el público disfrutara del carácter diurno del festival la organización preparó un dispositivo formado por zonas de aspersión de agua y carpas de pulverización de agua, con un descenso de entre 10 y 15 grados respecto a la temperatura ambiente. Las zonas de sombra se extendieron por los 30.000 metros cuadrados de recinto. Además de todo esto, la organización, siempre coordinada con las autoridades locales, dispuso a unas 150 personas como dispositivo de seguridad y a 35 personas encargadas de limpieza de calles. A su vez también se ocupaban de redirigir a los asistentes a la zona de asentamiento, para evitar grandes aglomeraciones en las calles adyacentes La organización del Marenostrum Music Festival 2015 se mostró satisfecha por conseguir "crear en Valencia un evento sin precedentes. Se trata de un gran evento, pero de inversión privada y disfrute público. Un modelo cultural sostenible y que esperamos se extienda por muchos años", concluyeron.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia