La hiperhidrosis: causas, tratamientos y remedios naturales

El sudor excesivo se presenta principalmente en manos, pies y axilas. Una afección que se agrava ahora en verano

El sudor es algo absolutamente necesario para nosotros. La sudoración permite a nuestro cuerpo eliminar ciertas toxinas y otras impurezas. Sin embargo, el problema se presenta cuando el sudor en una persona es excesivo y este se convierte en un problema que hasta puede afectar a la vida cotidiana y provocar inseguridad, baja autoestima, e incluso vergüenza y depresión.

La denominada hiperhidrosis o el exceso de sudor suele empezar a manifestarse durante la infancia y adolescencia y afecta por igual a hombres y mujeres. Los expertos, a través de diversas investigaciones, mantienen que el hecho de que haya personas con más tendencia a sudar que otras tiene que ver con una causa genética.

hiperhidrosis.jpg

La sudoración excesiva, que se agrava en verano con las altas temperaturas, puede ser generalizada, cuando esta se produce por una situación concreta y determinada, como la obesidad, un embarazo, ansiedad, el consumo de alcohol o ciertas enfermedades, o bien localizada, en manos, pies o axilas, que no depende de momentos puntuales.

 

Las personas que sufren de hiperhidrosis sudan hasta seis veces más de lo normal.

El organismo, cuando envía la orden de sudar, es porque debe mantener el cuerpo a una temperatura adecuada. Las personas que sufren de hiperhidrosis sudan hasta seis veces más de lo que lo hace una persona normal, ya que producen sudor sin que necesariamente hayan realizado ningún tipo de actividad física. El cuerpo de estas personas tiende a sudar de forma excesiva e independientemente de la temperatura corporal o el estado de ánimo que el sujeto presente. Este exceso de transpiración se suele producir en las palmas de las manos, las plantas de los pies, la cara y las axilas, es decir, las zonas en las que hay un mayor número de glándulas sudoríparas.

Además de por causas genéticas, la hiperhidrosis puede originarse por una mala dieta, por el consumo de medicamentos como antidepresivos o antihipertensores, cambios hormonales, ansiedad, enfermedades cardíacas, problemas de tiroides e incluso por un cáncer.

 

Consejos

Existen algunos consejos que, aunque no van a eliminar el problema, si se siguen todos los días permiten sobrellevar de mejor manera esta incomoda patología:

1- Evitar el alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes.

2- En el trabajo, tratar de mantener un ambiente fresco y ventilado.

3- Usar prendas que sean frescas. Las fibras naturales pueden ser frescas pero absorben el sudor y permanecen húmedas.

4- Reducir el estrés, la tensión y la ansiedad.

5- Mantener una buena higiene corporal para evitar el mal olor.

6- Tener disponible ropa para mudarse durante el día.

7- Depilarse las axilas.

8- Utilizar en la ducha un jabón líquido con clorhexidina en el caso de que el sudor sea muy fuerte.

9- Usar siempre calcetines y zapatos transpirables.

10- Ducharse más de una vez al día.

hiperhidrosis-mejor-tratamiento-538x218.jpg

 

Remedios caseros

También existen muchos remedios caseros para combatir la hiperhidrosis o sudoración excesiva. Por ejemplo, es recomendable elaborar un jugo con dos cucharadas de miel y dos de vinagre, una mezcla que hay que tomar tres veces al día con el estómago vacío, media hora antes o después de cada comida.

Para eliminar el fuerte olor que produce la sudoración excesiva, puedes frotarte con vinagre blanco o de sidra de manzana en las zonas con más glándulas sudoríparas, para que se sequen los poros. También puedes probar a añadir un poco de vinagre o unas gotas de limón en el agua del baño.

El té de salvia es otro remedio natural que puede resultar bastante eficaz, ya que, es una planta rica en vitamina B y magnesio que calma las glándulas sudoríparas. Toma dos tazas de té de salvia al día, siempre asegurándote de no hervir la salvia excesivamente para evitar que libere ciertas toxinas que no deseamos.

vientreplano2.jpg

Los jugos de tomate y uva también ayudan a combatir la hiperhidrosis, así como el suero de leche fría y frotar con trozos de patata las zonas más afectadas por el sudor.

También podemos probar con desodorantes naturales, ya que los comerciales pueden quitar el olor pero no van a evitar el sudor. En un recipiente, prueba a mezclar media taza de vinagre con aceite esencial de lavanda o de romero y ciérralo herméticamente. Luego agítalo y déjalo reposar en un sitio fresco y fuera de la luz directa. Todos los días debes agitar el recipiente durante unos 30 segundos y pasada una semana, ya se podrá usar mojando un algodón en el preparado y pasándolo por las zonas donde haya una mayor transpiración.

La hiperhidrosis, causas, tratamientos y remedios naturales

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Esme Paul10 d julio d 2015 a las 09:25 (UTC)
Muy buena info!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia