La curiosa forma en que tus emociones pueden causarte dolores físicos

Las emociones que sientes pueden tener un impacto directo en tu salud física

En ocasiones, las diferentes áreas del conocimiento se juntan para trabajar de forma unida y resolver ciertos problemas, lo cual puede resultar muy beneficioso para lograr algunos avances médicos y mejorar nuestra calidad de vida. En este caso concreto y que nos ocupa en este artículo, es la psicología la que se introduce en el ámbito de la medicina o, dicho de otra forma, en el campo de la salud física, para intentar así solucionar ciertas dolencias y afecciones que no tienen causas comprobables, al menos, a simple vista.

Algunos estudios de personas, como el de la doctora en psicología Susanne Babbel, especializada en traumas y depresión, han arrojado que los dolores crónicos, en algunos casos, no sólo están relacionados con heridas o lesiones, sino que también pueden tener causas emocionales o relacionadas con el estrés.

La curiosa forma en que tus emociones pueden causarte dolores físicos

En este artículo te mostramos algunos datos acerca de la curiosa forma en que tus emociones pueden causarte dolores físicos. Te enseñamos la sorprendente relación que pueden tener ciertos dolores físicos con nuestras emociones. Seguro que depués de leer este post lograrás entender mejor tu cuerpo y descubrir la forma de solucionar lo que te ha estado molestando hasta ahora y durante mucho tiempo.

 

Descubre 10 dolores físicos que pueden provocarte tus emociones

1. Dolor en la cabeza 

Los dolores de cabeza siempre se suelen relacionar con el estrés, la ansiedad y los problemas emocionales. Si padeces de migrañas o cefaleas constantes seguramente se deba a la gran carga emocional que soportas en tu vida diaria. Una de las formas y de las mejores soluciones para acabar con este malestar es el ejercicio físico y, sobre todo, el descanso, relajar las tensiones es fundamental cuando se tienen dolores en esta zona del cuerpo.

cefalea-tensional-causas.jpg

2. Dolor en el cuello

Según varios practicantes habituales de Reiki, el cuello es la zona donde se tiende a almacenar la culpa y la recriminación hacia uno mismo. Si sufres de dolores frecuentes en el cuello, el motivo puede que sea que te estás juzgando demasiado, seguramente hay cosas en tu vida de las que te arrepientes y no puedes desprenderte de ellas. La mejor solución para esto es pensar en lo bueno que tienes, pensar siempre en positivo, ya que los pensamientos positivos te pueden traer grandes beneficios. Perdónate a ti mismo, permítete un descanso y deja que las cosas sigan su curso.

latigazo.jpg

3. Dolor en los hombros

El kinesiólogo Ros Kitson dijo:

“En nuestros hombros cargamos nuestros problemas. Solemos hablar sobre ‘llevar el peso sobre nuestros hombros’, y es exactamente así. Nuestras tensiones cotidianas se traducen en dolores en esta área”.

Este comentario del famoso kinesiólogo tiene que ver con la exigencia excesiva hacia nosotros mismos. En ocasiones pensamos que al hacernos cargo y ocuparnos de más cosas somos personas más responsables y mejores, pero lo cierto es que los pesos siempre deben dividirse, ya que si terminas en una situación, como mínimo, insoportable.

dolor_de_hombros_3.jpg

4. Dolor en la espalda superior

Según la escritora especializada en autoayuda, Ronda Degaust, la espalda alta se relaciona directamente con la falta de apoyo emocional. Las personas que padecen dolor en este luagar del cuerpo pueden sentirse poco queridas o bien necesitan a alguien que les eche una mano de ayuda. Estas personas, para aliviar sus problemas y dolencias físicas, deben hacer por acercarse a sus familiares y amigos más cercanos, ya que estas relaciones pueden sanar y aliviar lo que sea que les está haciendo daño. El cariño puede ser realmente muy curativo, de hecho, para las personas con pareja, es una muy buena oportunidad para apoyarse en su compañero o compañera.

5. Dolor en la espalda baja

Los dolores de la zona de la espalda baja pueden estar relacionados con problemas financieros, pero también con una falta de apoyo emocional. El estrés que provocan los problemas monetarios se concentra, en la mayoría de casos, en la espalda baja, esta afirmación puede parecer como mínimo curiosa, pero así lo dice y explica el doctor Mark W.Tong, el cual tiene un doctorado en medicina natural. La solución volverse más ahorrativo y de esta forma bajar el nivel de gasto diario.

6. Dolor en los codos

El doctor Alan Fogel dice con gran acierto “Todas las emociones tienen un motor que las impulsa”. Y cuando hablamos del dolor en los codos esto puede tener que ver con una especie de resistencia a los cambios. En general, lo que notamos en los codos no es dolor , sino más bien rigidez, lo que lleva a la conclusión más clara de que ese no querer dejarse llevar tenga consecuencias relacionadas con dolencias en las articulaciones.

elbowpain.jpg

7. Dolor en las manos

Las manos son la parte de nuestro cuerpo que usamos para relacionarnos con el mundo exterior y con los demás, las utilizamos, por ejemplo, para expresarnos y demostrar cariño. Si sientes dolor o molestias en ellas puede ser porque te está costando hacer una conexión en ese nivel. Trabajar la parte social podría ser una buena opción para mejorar el dolor en las palmas de las manos. Siempre es positivo hacer esfuerzos para conocer a gente nueva o acercar a quienes se hayan distanciado.

8. Dolor en las caderas

Una de las gurús de la autoayuda, Barbara Clark, escribe “El miedo al movimiento puede manifestarse en la rigidez o dolor de las caderas, el miedo a los cambios o sobre el futuro tienen relación a esto”. La rigidez en las caderas puede ser una causa de que la persona está poniendo resistencia y no quiere tomar ciertas decisiones que la comprometan. La solución a estos dolores quizás tenga que ver con abrirse a cosas insospechadas y nuevas, obligarse a vivir aventuras y abrirse a nuevos mundos.

9. Dolor en las rodillas

El dolor en las rodillas, a menudo, puede indicar que existen problemas con el Ego de la persona, por ejemplo una vanidad u orgullo desmesurado. Esto puede explicarse, según dice Lawrence Michail, en el sentido de que el orgullo es demasiado grande como para que la persona se arrodille ante otra. Es bueno tener más humildad y momentos de reflexión, dejar de mirarnos tanto al espejo y contemplar cómo el entorno funciona sin que tengamos que tomar partido. Otro ejercicio muy positivo puede ser reconocer las virtudes de los demás.

10. Dolor en las pantorrillas

Las pantorrillas suelen empezar a doler cuando hay una fuerte tensión emocional o estrés, el dolor, en este caso, se activa por temas de celos y resentimientos. Para mejorar estos síntomas puede ser muy positivo que la persona se tome un tiempo de calma y trate de poder controlar sus celos. Es bueno apreciar lo que uno tiene, pero nunca llegar a extremos y perder la cabeza.

calambres.jpg

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Esme Paul10 d julio d 2015 a las 12:20 (UTC)
Menos el de los codos....tengo todos!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia