Todo lo que deberías saber sobre la equinoterapia

Descubre los innumerables beneficios de la equinoterapia. Todo lo que deberías conocer sobre las terapias ecuestres

La utilización de los caballos como terapia de apoyo para la rehabilitación de las personas con algún tipo de discapacidad física o psíquica no es algo nuevo. En la antigüedad, los griegos ya solían recomendar montar a caballo para prevenir e incluso curar ciertas dolencias. Con el paso del tiempo, el uso de los caballos como terapia se ha ido extendiendo por toda Europa y la llamada equinoterapia ya es toda una realidad.

Todo acerca de la equinoterapia. El uso de caballos como terapia.

Como decimos, la relación afectiva que existe entre el hombre y los caballos es ancestral. Si nos acercamos a la mitología, Belerofonte, por ejemplo, mató a la monstruosa Quimera, montado en su caballo alado Pegaso. El caballo llamado Bucéfalo, por su parte, acompañó a Alejandro Magno en la mayoría de sus batallas y conquistó el mundo. Mahoma peregrinó a La Meca en Lazlos, su caballo preferido, aunque manteniendo cerca a Al Qaswá, su camello favorito. El Cid Campeador tenía en alta estima al legendario caballo Babieca e incluso Calígula tuvo una relación especial con el caballo Incitatus . Más de dos millones de años después de la llegada del caballo, se ha descubierto que estos animales tan especiales pueden contribuir con el tratamiento terapéutico de una afección o discapacidad.

Todo lo que deberías saber sobre la equinoterapia

¿Qué es la equinoterapia?

La Equinoterapia o también llamadas Terapias Ecuestres son tratamientos que utilizan diversas actividades con caballos con el único propósito de contribuir positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional de las personas que sufren de alguna clase de discapacidad física, psíquica o necesidad especial. Son terapias orientadas por un equipo multidisciplinar de profesionales, en las que el caballo es una herramienta de trabajo capaz de integrar, rehabilitar y reeducar, con el objetivo de que la persona tratada alcance una mejor calidad de vida.

La equinoterapia ha sido considerada como una terapia integral que no solo cumple funciones fisioterapéuticas, sino que también ofrece muchos beneficios en el área psicológica. Aplicar este tipo de tratamiento con caballos en pacientes con alguna discapacidad psíquica o motora, necesita de una preparación muy especial y trabajada por parte de las personas interesadas en ejercerla, pues se requiere tener habilidades ecuestres y conocimientos sobre fisioterapia, psicología y pedagogía.

Los beneficios

Existen varias cosas de sentido común que apuntan hacia los beneficios de montar a caballo y la equinoterapia.

El sedentarismo, por ejemplo, es evidente que debilita los músculos y el sistema óseo, con consecuencias negativas para la salud. La autoreclusión afecta no solo a la salud mental, también a la física, ya que no se pasa suficiente tiempo al aire libre. Con el caballo y la equitación hacemos a las personas moverse entre naturaleza, respirar aire limpio y evitar el sedentarismo. Por otra parte, el movimiento tridimensional del jinete sobre el caballo (adelante y atrás, arriba y abajo, izquierda y derecha) exige de una gran atención y concentración, lo cual es muy favorable para aquellas personas que padecen alguna discapacidad.

Equinoterapia-Nuevo-Laredo-660x330.jpg

También está el vínculo afectivo que una persona puede desarrollar con el caballo que, sin duda, aporta innumerables beneficios a las personas en general.

Se habla mucho también de que, como la temperatura del caballo es algo superior a la del jinete, esta transferencia de calor que se produce hacia la persona tiene múltiples beneficios. Aunque lo cierto es que no hay estudios fiables que corroboren esta teoría.

Por otra parte, se debe dejar claro que este tipo de actividades con caballos no son capaces de curar el autismo u otros trastornos similares, como algunas personas piensan y manipulan. Sin duda, se trata de una formidable terapia y actividad complementaria a desarrollar por una persona autista, pero no es capaz de curar.

beneficios-de-la-equinoterapia-640.png

Como vemos, los beneficios de la equinoterapia pueden ser muchos. La Asociación Andaluza de Equitación Terapéutica de España, clasifica estos beneficios en varias áreas y de la siguiente forma:

- ÁREA PSICOLÓGICA/COGNITIVA

Mejorar la autoestima

Mejorar el autocontrol de las emociones

Potenciar el sentimiento de normalidad

Mejorar la autoconfianza

Mejorar la capacidad de atención

Trabajar la memoria

- ÁREA DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE

Mejorar/aumentar la comunicación gestual y oral

Aumentar el vocabulario

Construir frases correctamente

Mejorar la articulación de las palabras

- ÁREA PSICOMOTORA

Desarrollo del horizontal y vertical

Construcción de la simetría corporal

Fomento de la coordinación psicomotriz gruesa y fina

Desarrollo de la lateralidad

- ÁREA DE ADQUISICIÓN DE NUEVOS APRENDIZAJES Y TÉCNICA DE EQUITACIÓN

Aprender a cuidar el caballos

Colaborar en las tareas de higiene

Diferenciar los distintos utensilios que se emplean para limpiar al caballo

Conocer el equipo del caballo y su orden de colocación

Subir y bajar del caballo lo más automáticamente posible

Aprender a conducir al caballo al paso, al trote, al galope

Montar con y sin silla

- ÁREA DE SOCIALIZACIÓN

Relacionarse con personas que no pertenecen a su entorno familiar o escolar

Crear relaciones de amistad con los compañeros

Desarrollar el respeto y el amor hacia los animales

Aumentar el número de vivencias

- ÁREA MÉDICA

Estimulación de la peristalsis

Estimulación del sistema circulatorio

Estimulación del sistema respiratorio

- ÁREA MOTORA

Regulación del tono muscular

Inhibición de reflejos tónicos y movimientos asociados

Grabación y automatización del patrón de locomoción

Estabilización de tronco y cabeza

Incremento de la elasticidad, agilidad y fuerza muscular

Desarrollo del sistema propioceptivo

equinoterapia.jpg

El caballo y los profesionales

Lo ideal es que sea un caballo no demasiado joven, entre 5 y 20 años, aunque el rango de edad perfecto sería entre 8 y 16 años. Preferiblemente, no debería sobrepasar los 1,60 metros de altura. Para utilizar un caballo en este tipo de terapias este debe tener experiencia y un buen temperamento que garantice la seguridad del jinete.

En cuanto a los profesionales que dirigen e intervienen en las terapias ecuestres, se puede hablar de un grupo multidisciplinar de profesionales muy amplio, ya que todo dependerá de las necesidades de cada usuario.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia