5 trucos para aprender idiomas sin esfuerzo

Te damos algunos consejos para que afrontes el aprendizaje de un nuevo idioma como todo un reto y no te canses a la primera de cambio

Cuando nos aventuramos en la tarea de aprender un nuevo idioma, a menudo porque nos vemos en la obligación de hacerlo, empezamos a estudiar con mucha ilusión y motivación. Nos compramos todos los libros de texto y manuales que nos han recomendado e intentamos todos los días dedicarle a este idioma unas horas de estudio. Si seguimos haciendo esto día tras días al final ocurre que te acabas cansando, la ilusión y la motivación nos abandona y acabamos por dejar el idioma aparcado. Tenemos otras obligaciones en la vida, y a veces nos surgen otras cosas que nos impiden seguir mostrando el mismo interés por el idioma que antes teníamos. El trabajo o los estudios, la familia, y también los problemas económicos y un montón de asuntos más son los que nos impiden llegar a un nivel aceptable por falta de tiempo.

aprender-idiomas-1.jpg

Para que si estás pensando en aprender un idioma nuevo pero te conoces muy bien y sabes que acabarás perdiendo motovación, en este post te dejamos 5 trucos para aprender idiomas sin esfuerzo. De la forma más fácil y rápida posible y sobre todo divertida.

 

Algunos trucos y consejos para que puedas aprender idiomas con el menor esfuerzo

1. Tienes que tener claro por qué lo estás haciendo

Puede parecer algo más bien obvio, pero lo cierto es que si no tienes un buen motivo o razón de peso para aprender otro idioma, es casi seguro que, a la larga, se te acabe la motivación. Querer impresionar a tus amigos con tu nivel de francés o alemán, por ejemplo, no es un motivo del todo bueno ni suficiente, pero quizás querer conocer de verdad a una persona en su propio idioma es otra cosa bastante más motivadora. Sea cual sea tu motivación, cuando decides aprender un nuevo idioma, es importante comprometerse al máximo.

2. Sumérgete

Ya te has hecho la promesa a ti mismo, por lo que te has comprometido de pleno ¿Y ahora qué? ¿Hay algún tipo de camino más correcto que otro para aprender? Lo cierto es que no importa en absoluto qué herramientas uses para aprender el idioma, lo más importante es que practiques todos y cada uno de los días sin excepción.

Se trata de absorber cada día cuanto más mejor, e intentar llevar el aprendizaje al extremo, hasta el punto de intentar usar el idioma a lo largo de todo el día. Debes incluso hablarte a ti mismo en ese idioma que deseas aprender, pensar todo el rato en ese idioma, escribirlo, rodearte de gente que hable en esa determinda lengua y sobre todo sumergirte en la cultura del idioma que estás aprendiendo.

El mayor beneficio que te proporciona el hablar otros idiomas es poder comunicarte con otros. Ser totalmente capaz de mantener una conversación, más o menos sencilla, es una gran recompensa en sí misma. Alcanzar metas de este tipo hará que te sea más fácil seguir motivado y practicando cada día.

3. Encuentra un compañero

Muchas de las personas que han logrado aprender más de un idioma a lo largo de su vida afirman que empezaron con ello a través de rivalidades entre hermanos o amigos. La rivalidad y la competición de ver quien aprende más y mejor te puede llevar a una motivación tal que puedes llegar a controlar un idioma con bastante facilidad.

Por lo tanto, si tienes un hermano o hermana que te quiera acompañar en tu aventura para aprender idiomas, o cualquier compañero o compañera, aprended juntos, seguro que te empujará a seguir intentándolo y a permanecer motivado.
amigas-tomando-cafe-cafeterias-cool-madrid.jpg

4. Mantenlo relevante

Si tu principal objetivo desde el principio es poder mantener una conversación en el idioma que quieres aprender, es más improbable que te pierdas en libros y manuales. Hablar con gente y conversar con nativos hará que el proceso de aprendizaje siga siendo relevante para ti y además seguramente vaya más rápido. Recuerda que estás aprendiendo un idioma para poder usarlo y en el proceso de aprendizaje no hace ni falta que te vayas al extranjero, puedes ir al restaurante italiano que tienes en tu ciudad e intentar pedir la comida en italiano, por ejemplo.

5. Diviértete

Usa el nuevo idioma que estás aprendiendo de cualquier forma creativa. Hay personas que practican los idiomas a través de la música, escribiendo y grabando canciones. Piensa en alguna manera que sea divertida para ti para practicar tu nuevo idioma: haz un programa de radio, escribe poemas y, sobre todo, trata de hablar en él con quien puedas y a menudo. Si no eres capaz de encontrar una manera lo suficientemente divertida para practicar tu nuevo idioma, seguramente no estés siguiendo el epígrafe 4.

tlmd_tlmd_05_28_13inglescantando.jpg

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Rosa Moreno7 d Julio d 2015 a las 14:07 (UTC)
Tomo nota.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia