Historia de los testigos de Jehová

Breve historia y características de los Testigos de Jehová. Una organización internacional

Los testigos de Jehová son una denominación cristiana antitrinitarista y con creencias y principios heterodoxos distintos a las vertientes principales de la cristiandad. Los integrantes de esta organización se consideran a sí mismos como una restitución del cristianismo primitivo, teniendo su propio entendimiento de la Biblia.

Esta organización es conocida por los numerosos predicadores que van llamando puerta a puerta en busca de nuevos creyentes. La verdad es que lo consiguen porque cada año aumentan sus integrantes. En este post te vamos a  contar de forma breve y resumida un poco acerca de la historia de los Testigos De Jehová y sus principales características y curiosidades.

Origen de los Testigos De Jehová

La organización de los Testigos de Jehová fue fundada por Charles Taze Russell en el año 1872. Russell nació el 16 de febrero de 1852 y sus padres se llamaban Joseph L. y Anna Eliza Russell. Russell tenía grandes dificultades con la doctrina del castigo eterno en el infierno. Sin embargo, a lo largo de sus estudios no solamente negó esta doctrina del infierno, sino que también negó la doctrina básica del Cristianismo Ortodoxo de la Trinidad, la deidad de Cristo y la deidad del Espíritu Santo.

En un principio adquirió sus razonamientos cristianos de la secta de los Adventistas del 7mo Día pero terminó muy frustrado a causa de sus frecuentes diferencias entre lo que él creía y lo que los Adventistas y el resto de la Iglesia cristiana tradicional mantenían como doctrinas fundamentales. No fue hasta 1870, momento en el que tenía dieciocho años, cuando Russell organizó una clase bíblica en Pittsburg.

Historia de los testigos de Jehová

Hacía 1879 Russell hacía esfuerzos para extender sus ideas y hacer conocer entre la gente sus poco ortodoxas y poco convencionales ideas doctrinales. Russell fue coeditor de "El Heraldo de la Mañana" en colaboración con N.H. Barbour, el fundador de dicho periódico y en el año 1884 Russell se hizo cargo de la publicación y la rebautizó con el nombre de "La Atalaya anunciando el Reino de Jehová", en este momento fue cuando fundó la "Sociedad de Tratados Atalaya de Sión" (hoy conocida como la Sociedad Atalaya de Biblias y Tratados).

La primera edición de la revista "La Atalaya" fue de tan sólo 6,000 ejemplares por mes, pero para 1982 ya se producían 100,000 libros y 800,000 ejemplares de sus dos revistas ("La Atalaya" y "Despertad") todos los días.

atalaya.jpg

Russell falleció el 31 de octubre de 1916 y fue a raíz de su muerte que un abogado de Missouri, llamado Joseph Franklin Rutherford, se puso al frente de la presidencia de la Sociedad Atalaya, que era entonces conocida como la Asociación del Alba de Estudiantes de la Biblia. Así es como esta creciente organización religiosa cambió su nombre por el de "Testigos de Jehová" en el año 1931.

Después de que falleciera Rutherford, Nathan Knorr se convirtió en el presidente de los Testigos De Jehová. A Knorr, a su vez, le sucedió Frederick William Franz y a este Milton Henschel situándose en estos momentos la Sociedad de los Testigos de Jehová presidida por Don Alden Adams.

250px-DonAdams_200907.png

Los Testigos de Jehová presumen de tener más de cuatro millones de miembros alrededor de todo el mundo. Según las estadísticas que presenta la Sociedad Atalaya, es necesario visitar 740 hogares exactamente para lograr el reclutamiento de cada uno, de cerca de 200,000 miembros que ingresan nuevos cada año.

Los Testigo de Jehová tienen varios "estudios de libros" cada semana a los que la asistencia no es obligatoria, pero se insiste fuertemente a los fieles para que asistan. Es durante estos estudios de libro donde los nuevos integrantes son entrenados en las exclusivas enseñanzas, que son casi en su totalidad opuestas al cristianismo. Los testigos de Jehová tienen, por tanto, un fuerte entrenamiento que les ayuda a la defensa de sus creencias.

Los Testigo de Jehová piensan que la doctrina de la Trinidad es de origen satánico y que el Cristianismo, en su conjunto, ha creído en una mentira del diablo. Conjuntamente con el rechazo de la Trinidad, hay una negación igualmente férrea sobre la deidad de Jesucristo, así como de la divinidad del Espíritu Santo, la creencia en el infierno, y del castigo eterno.

Los Testigos de Jehová, por sus principios, no pueden ser considerados una religión cristiana y al igual que los Mormones y los Adventistas del séptimo Día, al analizar sus creencias, son evidentes las raíces antibíblicas y anticristianas.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Belinda Benitez30 d junio d 2015 a las 11:31 (UTC)
Muy interesante!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia