Los Hunza y el falso mito de la eterna juventud

El misterioso pueblo que no conoce de enfermedades y puede vivir más de 100 años.

Mucho se ha teorizado y conjeturado acerca del valle del río Hunza, situado al norte de Pakistán, un increíble lugar reconocido en todo el mundo como “el oasis de la juventud”, nombre más que merecido por la evidente larga vida de la que presumen y disfrutan sus habitantes, quienes aseguran poder vivir perfectamente hasta los 120 años. En este artículo vamos a hablar sobre Los Hunza y el falso mito de la eterna juventud, vamos a conocer los secretos y el mito de esta historia.

En los Gilgit-Baltistán de Pakistán, a 2.400 metros de altura, en el valle del río Hunza, se encuentran los wakhi y los burusho, dos pueblos que son llamados con el nombre de hunzakuts o hunza, y que se han convertido en todo un fenómeno ya que parece ser un pueblo que no conoce de enfermedades, supuestamente gracias a su dieta estrictamente vegetariana, y además viven notablemente más años que el resto de los humanos.

hunza-people-109086_561x316.jpg

La aventura de llegar sano y salvo al valle de Hunza es una arriesgada y peligrosa travesía. La población más cercana con aeropuerto se encuentra a más de 12 horas en coche y la carretera, además de no ser muy segura, no es todo el año transitable. Los caminos y senderos, en invierno, resultan muy peligrosos por las fuertes y apremiantes avalanchas de nieve que arrastran todo a su paso.

En las mejores épocas del año, los senderos hacia el valle de Hunza se llenan de árboles frutales de albaricoque lo que propicia que se puedan ver paisajes maravillosos con unos colores y tonalidades amarillas anaranjadas. En la meseta se pueden ver numerosos colores debido a los pastos y se puede respirar el aire limpio y fresco que recorre silenciosos jardines en los que se puede cultivar cebada, trigo, almendra, hortalizas, coles, manzanas y cerezas, entre otros cultivos.

Hunza8.jpg

En este pequeño y maravilloso lugar lleno de magia que detallamos habita el pueblo Hunza y sus hermanos Kalash. Son una tribu nativa, de por lo menos unos 40 mil habitantes, que si por algo resulta sorprendente para el resto de los mortales es por su altísima calidad de vida, la carencia casi total de enfermedades, leves o graves, entre sus habitantes y una longevidad que nos desconcierta ya que muchos de ellos pueden llegar a vivir hasta 120 años.

El secreto de los Hunza

Según los estudios e investigaciones de muchos autores, como antropólogos, etnógrafos y médicos que se han adentrado en la vida de este curioso pueblo, el secreto de los Hunza se puede encontrar en una dieta prácticamente basada en frutos e hidratos de carbono, sin apenas proteínas. En verano se dedican a comer exclusivamente frutas y verduras crudas; y en invierno, albaricoques secos, granos germinados y queso de oveja. Además, es un pueblo que acostumbra a llevar un estilo de vida muy activo. Mayores y niños tienen una vida con mucha actividad diaria. A los más pequeños se les puede ver siempre jugando o aprendiendo  tradiciones culturales, y a los más mayores cargando pesados y grandes bultos de las cosechas con las que se abastecen en las estaciones más frías del año. En definitiva son personas que realizan muchas actividades durante el día, caminan muchísimo y están en constante movimiento, lo que es fundamental para llevar una vida saludable.

 

El mito de la eterna juventud del pueblo Hunza

Está claro que estamos ante un curioso pueblo que ha servido de debate para muchos expertos y curiosos, pero no debemos creernos todo lo que se habla acerca de este pueblo, ya que, si bien hay cosas ciertas, otras no tienen nada que ver con la realidad. Son muchos los medios de comunicación que se han hecho eco de la supuesta eterna juventud de los hunza, pero en otros, por ejemplo, se recogen las declaraciones del Dr. John Clark, que estuvo 20 meses viviendo con este pueblo, y el cual, en su libro Lost Kingdom of the Himalayas, afirma que los Hunza padecen exactamente las mismas enfermedades que las demás poblaciones vecinas.

Los Hunza y el falso mito de la eterna juventud

Sí es cierto que es un pueblo muy especial si lo ponemos en comparación con sus vecinos. Los Hunza, por ejemplo, tienen una de las tasas de alfabetización más altas en comparación con la de otros pueblos similares en Pakistán. Además, es un pueblo que destaca por su extrema cordialidad, cortesía y tolerancia. Aunque también existen leyendas que narran los orígenes de las familias reales de la zona, enfrentadas en fatales guerras y unidas en alianzas mediante conocidos intercambios de princesas, costumbre bastante arraigada en todas las regiones vecinas.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Olatz Berasategui26 d Junio d 2015 a las 09:04 (UTC)
Gracias por este artículo. Desconocía este pueblo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia