Antisemitismo textualista

  • 25/06/2015
  • 1

Acabo de leer un articulo publicado en un diario digital, donde se realiza una crítica acerada , ideológica y no artística , en supuesta clave textualista sobre el transfondo "sionista de " Doctor en Alaska " , algo que podría haber sido perfectamente publicado en Der Angriff, periódico de Goebbels( pese a la supuesta ideología izquierdista de su autor), ya que viene a considerar a la serie " Doctor en Alaska " una forma de arte degenerado por el sionismo, lo que los nazis llamaban Entartete Kunst.

Artículos como el anteriormente mencionado, cuyo autor ha sido recientemente nombrado doctor por la universidad de Valladolid, hacen que me reafirme en la triste convicción de que en España padecemos una izquierda cada vez más intolerante, totalitaria e indocta . Por "panfletos " como al que hago referencia, la universidad española ha dejado de ser el "alma mater" de muchos para pasar a convertirse en el último refugio institucionalizado del sectarismo, el antisemitismo y el totalitarismo .

Nuestras universidades serán estatales, porque las paga el estado ( o eso creen algunos ), pero lamentablemente no son públicas ya que no son de todos. Es lamentablemente que una institución que financiamos entre todos, se haya convertido en un instrumento propagandístico al servicio sólo de algunos , aquellos que imponen la dictadura cultural a la que la izquierda se ha abonado desde los tiempos de Gramsci.

Esta "paranoia" permanente en la que está instalada la izquierda desde los tiempos de Robespierre, el partidario de la virtud monstruosa , les hace ver contra-revolucionarios en todos los lugares, al estilo en que los hilozoístas jonios decían que todo estaba lleno de dioses. Si sus teorías económicas, políticas o culturales resultan refutadas por la realidad de los hechos, no aceptan el cambio de paradigma, como exige la lógica científica, si no que permanecen anclados en la virulenta convicción de que el sabotaje ( no la falta de sensatez ) es el responsable del descrédito de sus concepciones. Si falta papel higiénico en Venezuela no se debe a ningún plan piti-yanki ( expresión chavista) para subvertir el socialismo bolivariano, se debe a que el mercado no puede funcionar correctamente con un sistema de precios intervenidos , ya que los agentes económicos carecen de instrumentos fiables para tomar decisiones racionales de asignación de recursos necesariamente escasos.

La izquierda española adopta el rol inquisitorial propio del fanatismo religioso, anatemizando al discrepante y confundiendo la idealidad de la aritmética con la operatividad de la misma , al considerar que la voluntad general, concebida al estilo roussoniano, es infalible. Lamentablemente, la democracia es entendida por la izquierda como unanimidad o absolutización de la mayoría, sin ser capaces de ver que la democracia como valor, presupone el relativismo gnoseológico y la necesaria protección de las minorías como garantía del pluralismo. En su desaforada lucha por la igualdad absoluta, consideran que la libertad sin coacción es todavía libertad inmadura y necesitada de corrección. Todo esto, les lleva a relativizar la monstruosidad de dictaduras sanguinarias , en aras de la consecución del paraíso socialista, donde la dominación del hombre por el hombre ceda paso a una idílica comunidad autogestionada donde cada uno reciba según sus necesidades. No reflexionan, los proponentes de la utopía marxista, en lo ingenuo y errado de su planteamiento.

Primeramente , la priorización de las necesidades individuales pertenece a la esfera exclusiva de la intimidad personal, aquella que no puede ser violentada ni tan siquiera en aras a la consecución de fines, aparentemente tan loables, como el de la conquista de la felicidad universal. Segundo y aquí se enmarca la célebre crítica de Mises al socialismo, la consecución del idea socialista requería de una institución centralizada capaz de procesar ingentes cantidades de información en tiempo real, algo impensable incluso para los más avanzados algoritmos informáticos. La información sobre las necesidades y las maneras de satisfacerlas, es dispersa y se origina continuamente en la mente de miles de millones de personas sin que ninguna máquina , por potente que sea , pueda procesar en tiempo real tamaña cantidad de información.

Por las razones anteriormente expuestas hemos de concluir , ciertamente apenados, que la izquierda en general y la española en particular, es de lo menos progresista que existe, porque no puede ser nunca progresista vivir en el tópico, en la irracionalidad y en el odio permanente , algo de lo que hacen gala continuamente muchos de los referentes intelectuales de la auto denominada ideología del progreso

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Félix rodinofelix@yahoo.es25 d Junio d 2015 a las 15:39 (UTC)
Querido Sr. Barrio: Logra Ud., una y otra vez, analizar la realidad con tino y sensatez, dando en la 'diana' con argumentos y no con sentimientos. Estoy completamente de acuerdo con sus planteamientos y, más a la 'pata la llana', creo coincidimos en el convencimiento de que una sociedad próspera es aquella en que la educación y una justicia eficaz y, sobre todo, lógica, priman sobre dogmatismos y 'lugares comunes' ... en el fondo TÓPICOS y más TÓPICOS. Le felicito sinceramente y le agradezco enormemente que nos aleccione con sus escritos. Un sincero abrazo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia