¿Día de playa? Mira estos trucos para limpiar tus toallas

  • 23/06/2015
  • 0

¡El verano está aquí! Mucho Sol, mucha arena, mucha diversión, pero cuando termina el día revisas tu bolso y te encuentras con esta cantidad de suciedad y olores un tanto peculiares. ¿Cómo evitarlo?

cash-money-beach-towel

¡El verano está aquí! Mucho Sol, mucha arena, mucha diversión, pero cuando termina el día revisas tu bolso y te encuentras con esta cantidad de suciedad y olores un tanto peculiares dentro. En mayor parte es culpa de las toallas, después de todo han cumplido función de sábana, de paño y quizás hasta de sombrilla. ¿Cómo evitarlo? En Toallas Personalizadas tenemos la respuesta, limpiar adecuadamente tus toallas de playa no solo te ahorrará estos momentos incómodos, sino que además preservará su duración en el tiempo, en óptimas condiciones.

 

Cuestión de buenos hábitos

Lo más importante una vez que has terminado de usarlas es dejarlas secar antes de colocarlas en la cesta de ropa sucia. Cuélgalas en  donde se te haga posible: una cuerda, una silla o una reja, lo importante es que esté bien estirada para que seque completamente. Hazlo aun si vas a lavarlas inmediatamente, esto te evitará malos olores irremediables, y como este tipo de toalla es más grande de lo normal, se harán más fáciles de manejar.

Una vez que estén secas, debes quitarles la arena, así que llévalas afuera y dales una buena sacudida. Esto no se podría hacer si estuviera húmeda, así que ya ves la importancia de colocar tus toallas de microfibra a secar. Dejar de hacer esto puede hacer que se deterioren en la lavadora, así que asegúrate de no olvidarlo.

 

Arena: La peor enemiga

Debes tener presente al limpiar tus toallas de playa que la arena es algo que deseas eliminar, pero esto no es tan fácil. Los granos de arena en contacto con el agua caliente pueden fijarse incluso permanentemente a las fibras de las toallas, haciendo que se vean siempre sucias, afectando su absorción y por supuesto quitándoles la suavidad característica.

Una forma de evitar que esto suceda es dándoles un enjuague de vinagre, que además eliminará todo posible mal olor impregnado y quizás hasta manchas. Simplemente agrega una o dos tazas a tu carga normal de toallas de playa, y déjalas ahí remojando por lo menos por una hora.

 

Exterminando olores

Aunque el vinagre mata a todas las bacterias a veces puede dejar un olor ligeramente desagradable, o ningún olor alguno. Por eso si te gustan suaves y perfumadas es preferible que después de limpiar tus toallas de playa les des un lavado normal con jabón, sin exagerar. Eso sí: sigue al pie de la letra las instrucciones de la etiqueta y no exageres con el detergente, ya que si este deja residuos puede hacer que tu toalla se torne rígida y poco absorbente.

Reserva productos como la lejía para colores blancos, solo si es extremadamente necesario, pero realmente si deseas conservar el color de tu toalla record favorita intacto, es mejor que evites esta clase de sustancias. Lo mejor es utilizar detergente especial según lo requieras: si se ha manchado, utiliza un quitamanchas, si es de colores vivos, utiliza un producto especial para colores, si es de colores oscuros, igualmente.

Conservar tus toallas de playa es simplemente cuestión de hacer las paces con la lavadora y los productos de limpieza. Darles una buena higiene te garantizará menos olores desagradables y más años de playa, Sol y arena. ¡Déjanos tus comentarios!

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia