10 curiosidades que no sabías sobre las patas de los perros

10 cosas que seguro no sabías acerca de las patas de los perros

Todos los que son verdaderos amantes de los animales caen totalmente rendidos ante la mirada de un cachorro, ante esas adorables orejas que reposan de forma ladeada y ante los continuos e incesantes movimientos de cola, pero, sin embargo, en pocas ocasiones reparamos en las patas de un cachorro e ignorarlas resulta un auténtico error. Mientras los ojos o las graciosas orejas de los perros son los que obtienen toda o casi toda la atención, no debemos subestimar el poderío de las patas de los perros.

Las patas de los perros están magníficamente diseñadas para permitir a estos llevar a cabo todas sus travesuras y hazañas de perro. Pueden ser elegantes y finas, enérgicas y atléticas, o flexibles y peludas, en cualquier caso las patas de los perros son un maravilloso estudio de anatomía y adaptación.

En este artículo te vamos a mostrar un listado con las 10 curiosidades que no sabías sobre las patas de los perros. Un total de 10 apuntes para que conozcas mejor esta parte de nuestras mascotas.

perro_pata.jpg

 

10 curiosidades sobre las patas de los perros

1. De los alrededor de 319 huesos que forman el esqueleto de un perro, muchos de ellos se dedican exclusivamente a las patas. Junto con los huesos, los pies de los perros también tienen piel, tendones, ligamentos, sangre y tejidos conjuntivos.

2. Las patas están formadas de los siguientes cinco componentes:

 

paws-parts_0.jpg

3. Las almohadillas y la almohadilla del metacarpo funcionan como absorbentes de los impactos y ayudan a proteger los huesos y articulaciones de la pata de los perros de posibles daños. A su vez, la almohadilla carpiana funciona como freno y permite al perro recorrer suelos resbaladizos o en cuesta.

4. Las almohadillas cuentan con una capa muy gruesa de grasa que aísla el tejido interior de las temperaturas más extremas, ya que no conduce el frío tan rápido. La pata se enfría cuando toca el suelo helado, pero las arterias transfieren la sangre helada de vuelta al resto del organismo donde se calienta de nuevo. Por ello, los científicos piensan que los perros domesticados evolucionaron en primer lugar en ambientes fríos y después se esparcieron por otros climas.

10 curiosidades que no sabías sobre las patas de los perros

5. Las almohadillas también protegen a los animales cuando caminan por terrenos muy rugosos o escarpados. Los perros que pasan mucho tiempo fuera del hogar y están más expuestos a este tipo de superficies más rugosas tienden a desarrollar una piel más gruesa y dura. Por el contrario, los perros que pasan más tiempo dentro de casa y suelen caminar por pisos más lisos y cómodos tienen las almohadillas más suaves. Las almohadillas también ayudan al perro a distinguir entre los distintos tipos de terreno.

6. Las almohadillas de los perros son sorprendentemente multi-funcionales.Por ejemplo, la capa interior de la piel en las patas tiene unas glándulas sudoríparasque se encargan de transportar la transpiración a la capa exterior de piel, hecho que ayuda a enfriar al animal y además no permite que las almohadillas se resequen demasiado. Pero las patas también pueden sudar humedad cuando el perro se encuentra nervioso o padece estrés. Por lo tanto, los perros también tienen manos sudorosas al igual que los humanos.

7. Los perros son animales digitígrados, esto significa que son sus “dedos”, y no sus talones, los que llevan la mayor parte del peso cuando caminan. Por esta razón, los huesos de los dedos son de vital importancia.

8. Aunque parezca mentira los dedos de los perros son el equivalente a nuestros dedos, aunque los perros no pueden moverlos tan libre y fácilmente como los humanos.

perro-patasjpg.jpg

9. Los perros, prácticamente siempre, presentan espolones en las patas delanteras y ocasionalmente en las traseras. Los espolones frontales tienen hueso y músculo, pero en muchas razas, los traseros no tienen casi. Usualmente los espolones son removidos para prevenir que estos se puedan enganchar. Sin embargo, las opiniones sobre la necesidad de este procedimiento son dispares.

10. Los perros sí usan sus espolones, aunque estos no contribuyan mucho a la tracción y excavación. Los espolones ayudan al perro a obtener un mejor agarre en huesos, por ejemplo, y otras cosas que podría mordisquear.

3872-dewclaws.jpg

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia