La cojera del hombre más rápido del mundo

Por si no lo sabías y aunque te parezca increible: Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia de la humanidad, es cojo. Nació con escoliosis y estuvo muy cerca de abandonar su carrera en 2004.

El video que hay sobre estas letras nos muestra a Usain Bolt batiendo el récord del mundo al recorrer cien metros en 9,58 segundos. Constituyéndose el jamaicano en el hombre más rápido de la historia de la humanidad. Pero lo más sorprendente es que este portento de la naturaleza no lo tuvo nada fácil para convertirse en una persona rápida ya que tiene una pierna un centímetro y medio más larga que otra, es decir, es cojo.

Usain Bolt pesó 4,3 kilos al nacer. Un bebé "hermoso", como se solía decir, pero con la zona lumbar de su espalda torcida hasta terminar sufriendo de escoliosis ya que estaba desarrollándose con un desnivel por culpa, en parte, de la mayor largura de su pierna izquierda.

Ese es el motivo de todas las lesiones que ha sufrido y, según los especialistas, sufrirá a lo largo de su diagnosticada corta carrera repleta de achaques lumbares y ciática que terminarán destruyendo sus piernas y sus tendones.

Fue a los 18 años cuando se dió cuenta de su problema. Cuando fue consciente que entrenar duro significaba dolor físico y rotura. Y a pesar de que su entrenador de aquel momento, Friz Coleman, no le dejó abandonar y le obligó a acudir a los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004, Bolt decidió recluirse en su casa tras los malos resultados cosechados.

1123661084.jpg

Pero apareció en su vida un nuevo entrenador, Glen Mills, quien decidió llevarle a Alemania para que el doctor Muller-Wolhlfahrt le comunicase su, hasta ese momento, invisible cojera y el aumento de lesiones por culpa de una mayor escoliosis debido a que la pierna izquierda aplicaba un 10% más de fuerza que la otra.

En ese momento se decidió ponerse a trabajar en el cuerpo del jamaicano para compensar la zona débil de su cuerpo y "fabricar" una faja muscular para proteger su espalda a base de miles de horas de ejercicios abdominales y lumbares.

Este nuevo desarrollo más su configuración de serie compuesta con fibras blancas de contracción muscular un fémur infinito le convertían en una bomba de velocidad que es capaz de mover las piernas con una cadencia de un corredor mucho más bajo que él. Por ello, tres años después de verse con aquel doctor alemán, Usaint Bolt batió las plusmarcas de 100, 200 y 4x100 metros en los Juegos de Pekín 2008. Y en 2009 rebajó aún más la marca que, hoy en día, sigue vigente.

Lamentablemente su cuerpo se resintió de nuevo a medida que se acercaban los Juegos Olímpicos de Londres. Esta escoliosis no tiene solución y todo hace indicar que morirá con ella. John Smith, un mítico entrenador de míticos velocistas norteamericanos indicó: "Bolt es una anomalía de la naturaleza. Una bala tan rápida como mellada".

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia