Ejes del relato…

  • 08/06/2015
  • 0

Ustedes se preguntarán para qué puede sernos útil esto. La mayoría de las veces, cuando alguien presenta un grupo de diapositivas (en Impress o PowerPoint por ejemplo), suele trasladar de manera directa el texto a las diapositivas. Utilizan, en pocas palabras, las diapositivas de la misma manera que lo harían en un documento escrito con un procesador de texto.

Estas dos herramientas (Diapositivas y Procesadores de texto) ¿fueron pensadas para la misma función? Si se pensaron de manera diferente ¿quiere decir que no puedo colocar los textos de un procesador de textos directamente en las diapositivas?Lo primero que podemos decir es que las herramientas no limitan el tipo de texto que se coloque en ellas… pero sí debemos tener presente que algunos géneros se ven beneficiados y otros obstaculizados al trasladarse entre los diversos formatos de presentación.

Es nuestra responsabilidad modelar nuestras ideas para presentarlas de una manera en la que se vean potenciadas por el soporte que la herramienta elegida nos proporciona.Como se habrán dado cuenta, iniciaremos nuestro recorrido con una herramienta profusamente utilizada: las presentaciones de diapositivas. Quizá alguno crea que nunca utilizaron este tipo de herramienta… pero no se trata de otra cosa que lo que habitualmente nombran como “PowerPoint”.

El motivo por el cual no utilizamos esa denominación desde el comienzo radica en que ese es el nombre comercial de una herramienta. Para explicarlo con otro ejemplo, es el mismo tipo de desfasaje que se produce al nombrar un documento realizado en procesador de texto como “un documento en Word”.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia