Educación y Software Libre

  • 08/06/2015
  • 0

¿qué es el software? Básicamente es lo que permite que el hardware (el equipo físico: una computador, celular u otro dispositivo) interactúe o inclusive a veces "funcione" (aunque deberíamos definir a qué nos referimos con esta palabra).

Entonces, lo que permite que interactuemos de alguna manera con nuestra computadora, notebook o tablet es una "capa" de software que sirve de intermediario entre nuestros requerimientos y el hardware. Ahora, estas interacciones pueden producirse de diferentes maneras.

Imaginemos que estamos por hacer una torta de cumpleaños en nuestra casa: podemos hacer una receta "casera" o "en cajita". De los ingredientes de la torta casera podemos dar cuenta e inclusive modificar las proporciones si es que deseamos otro tipo de resultado. En cuanto a la preparación de "la cajita" a duras penas podemos entender los "ingredientes" presentes en el envoltorio… y por supuesto desconocemos en absoluto las proporciones en las que vienen incluidos en el preparado.

En el caso del software libre tenemos (si lo deseamos) acceso a la receta completa con sus proporciones. Podemos llegar inclusive a modificarlo si lo deseamos. Por otro lado, no podemos conocer completamente lo que se encuentra en el software privativo (y mucho menos modificarlo).

Uno de los prejuicios que existen en torno al uso de software libre es que no se pueden realizar las mismas cosas que con software privativo ya que este último es "mejor". Esto podríamos decirlo exactamente al revés y también sería cierto. Ya que estamos con analogías, podríamos decir que un auto grande es mejor que uno pequeño… salvo que estemos buscando lugar para estacionar en pleno centro de la ciudad. En pocas palabras, dependiendo del uso y posibilidades que le demos a la herramienta será el resultado que obtengamos.

Ahora bien, cómo traducimos esto al tema que estamos desarrollando en este curso. En términos de estereotipo, podemos tomar Windows (de Microsoft) como arquetipo de sistema operativo "privativo" y Linux (con múltiples distribuciones [sabores] disponibles) como arquetipo de los sistemas operativos "libres". ¿Cuál es mejor? En términos generales el usuario promedio (es decir, la mayoría) podría no notar la diferencia si se los presenta de manera similar. En algunos casos, es más sencillo pedirle a Windows algunas cosas y en otros, Linux tiene una amplia ventaja sobre Windows.

Retomando un poco lo que dijéramos al principio, es muy probable que estén utilizando ambos tipos de software todos los días… mucho más de lo que ustedes creen. Si navegan por internet, es frecuente que la página que estén viendo se encuentre alojada en un servidor que utiliza Linux como sistema operativo. Es decir, navegar por internet es un proceso que "funciona" (en muy alta proporción) en Linux. Inclusive muchos de los routers (una pieza de hardware, es decir equipo físico) y otros elementos que direccionan el tráfico de internet y permiten que escribamos las direcciones en nuestro navegador funcionan gracias a Linux. También debemos tener en cuenta que Android (el sistema operativo de muchos celulares) está basado en Linux.Educación y Software Libre.En los procesos de enseñanza y aprendizaje no son pocas las marcas que vamos dejando en quienes transitan por los espacios de educación obligatoria. Un punto a tener en cuenta (entre tantos) tiene que ver con los derechos de autor. Como docentes cuestionar el tipo de materiales que utilizamos es un punto central de nuestras prácticas.¿Es preciso solicitar un documento "en word" o podemos pedirlo en "procesador de textos"?

Nuestras decisiones como docentes condicionan a los estudiantes y estos se ven obligados a aceptarlas. Al instaurar ciertas condiciones, se naturalizan prácticas de uso como normales y podríamos estar limitando a futuro sus posibilidades de elección. Llamar al software libre precisamente de esa manera no es una elección caprichosa: su uso permite la libertad de elegir, ya que los formatos que utilizan para almacenar y editar responden por lo general a estándares abiertos (disponibles para cualquier persona) que todos podemos utilizar sin restricciones.Aquí podríamos preguntarnos respecto a la inclusión de ambos tipos de software en las netbook distribuidas en el marco del Programa Conectar Igualdad ya al encenderlas podemos elegir entre Linux y Windows. En este sentido, podemos pensar en la libertad de acción que este programa plantea, inclusive desde la posibilidad del usuario final en elegir su camino. ¿Cómo se si algo es libre?Puedo saberlo (y esta es la más visible de las situaciones para la mayoría de los usuarios) si me es posible redistribuir el software sin violar alguna norma o ley.También sabré si puedo utilizarlo sin restricciones. Windows posee, por ejemplo, límites en la cantidad de usuarios que puedo crear entre otras muchas restricciones (dependiendo de la versión del producto "starter", "home", "Student", "Professional").Otro punto a tener en cuenta es que, en el software libre, puedo acceder a su código fuente (la receta original de la torta) para modificarlo en caso de que así lo desee.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia