EL REY DE HIERRO, La reseña, de la saga LOS REYES MALDITOS.

¿Buscabas una síntesis o reseña del libro EL REY DE HIERRO?, el primero de la saga LOS REYES MALDITOS de Maurice Druon, aquí te presento una opción, espero te sea de utilidad.

Con soltura, Maurice Druon, a través de su libro EL REY DE HIERRO, el primero de la saga Los reyes malditos, nos presenta  el origen del Estado Francés en la alta Edad Media, que proviene de instituciones como los parlamentos cuya raíz se halla en las reuniones que el rey Felipe IV  “el hermoso” instauró durante su dominio y de cómo inició una guerra que duraría cien años entre Francia e Inglaterra.

La historia comienza  en un momento de crisis económica que se agudizaba en las arcas del reino francés comandado por Felipe IV. Las ideas de Estado y nación  ya se hallaban en la mente de este atroz rey que trataba el hambre del pueblo y los sangrientos motines con ruina y represión.

Pero este hombre también era codicioso y llevó esa codicia al límite haciendo padecer a la Orden de los Caballeros del Temple (Orden que protegió las rutas de peregrinaje, eran una fuerza militar bien organizada y custodiadores de grandes tesoros).

La independencia de esta orden fue lo que cernía la preocupación de Felipe IV en el s. XIV, por ello impuso una  persecución terrible iniciada el viernes 13 de octubre de 1307, cuando el rey  mediante un plan bien armado con antelación, acusó de herejía a los  templarios de Francia y los hizo detener  en nombre de la Inquisición.

Los  caballeros del Temple  terminaron sometidos a juicio. Padecieron el suplicio  y persecución por siete años. Los que pudieron huyeron, otros se escondieron, algunos más se refugiaron en España. Ciento cuarenta caballeros de la casa madre y Jacobo de Molay, Gran Maestre de la orden fueron capturados.

Al fin del proceso, en el año 1314, en el Islote de los Judíos estaba por ser quemado en la hoguera este ilustre hombre que en realidad nada debía, pero antes de que las llamas lo alcanzaran  dio sus últimas palabras que fueron una maldición hacia los tres individuos contra quienes más odio había engendrado esos últimos años de injusticia, al Papa Clemente, al Caballero Guillermo de Nogaret, quien lo  hubo apresado aquel viernes de desgracia, y al Rey Felipe, a ellos tres lanzó su maldición; Consistía en emplazarlos para que antes de un año comparecieran ante el tribunal de Dios para recibir su castigo, y los maldijo hasta la decimotercera generación de su linaje.

Es sorprendente como una conversación al parecer común, podría ser el origen de una guerra y es así como se han generado muchas de ellas, asimismo la  plática que el Conde Roberto de Artois y su prima la Reina Isabel (hija del rey Felipe IV y  esposa del rey de Inglaterra Eduardo II) sostuvieron sobre las nueras del rey  Felipe; Margarita, Blanca y Juana de quienes Roberto sospechaba culpables de adulterio.

 Juana y Blanca hijas de la tía de Roberto,  Mahuat la Condesa  de Borgoña que se casaron con los hijos del rey, Felipe V el Largo y Carlos IV el hermoso, respectivamente, por otra parte, su prima, Margarita de Borgoña se caso con Luis El obstinado, y la condesa Mahuat fue la que le arrebató la herencia del Condado de Artois a Roberto por lo que él había iniciado un juicio que el banquero y mercader Tolomei había financiado pero lo perdió, entonces la única oportunidad de recuperar su herencia para Roberto era  desenmascarar a las primas para que todas esas propiedades llegaran a manos de quien las merecía, según Roberto.

En cualquier época y lugar dos tendencias han existido en combate, la reaccionaria y la progresista, Carlos de Valois hermano de Felipe IV era la parte reaccionaria queriendo conservar las ventajas de los señores feudales como acuñar su propia moneda en su tierras, pero el rey Felipe era de  estilo mas bien progresista como el rector del reino, Enguerrando de Marigny, tenía grandes ideas como la  centralización del poder, unificación de la moneda, independencia del poder civil respecto de la autoridad religiosa,  el aumento de la producción asegurando los intercambios y el tráfico comerciales, todas esas disposiciones eran llamadas “innovaciones”.

El rey Felipe también creo las asambleas francesas para escuchar las razones de las medidas adoptadas por él y aprobarlas por parte de cierto grupo de personas. Esto terminó siendo la base de las primeras instituciones parlamentarias que surgieron en 1789 debido a que los reyes de Francia tomaron por costumbre recurrir a las consultas nacionales que fueron llamadas después Estados Generales.

El conde Roberto de Artois, señor gigante de complexión, bien ocupado se hallaba al andar buscando como encontrar pistas de quienes eran los amantes de las nueras del rey y los halló, finalmente, la noche que se quemó Jacobo  de molay  al lado de  Godofredo de Charnay; Y es que esa noche, Blanca y Margarita habían citado a sus amantes, los hermanos de Aunay, Gaulterio y Felipe y habían estado en placentera entrevista pero al retirarse de los aposentos de la torre de Nesle desde donde se veía el Islote de Los Judios, cayeron en la trampa que Roberto les había puesto y los descubrió pero no les hizo ver que los acusaría.

Días después mandó a un mensajero, Guccio, para avisar secretamente a la Reyna Isabel que ya tenía pruebas de los amoríos de estas mujeres y la Reyna  más adelante acudió a Francia para denunciarlas. Y el destino de estas tres mujeres fue terrible, no tanto para Blanca como para sus otras dos compañeras, pues a Margarita y esta última las raparon y eran conducidas por la ciudad en un carro con telas negras y Juana permaneció encerrada.

Aun así, sobrevivieron y a sus amantes los hermanos de Anuay, los castraron, desollaron y más tarde  los mataron decapitados  en la plaza de Martroy.

Pero después de esas ejecuciones, como cumpliéndose la palabra de Jacobo de Molay, un mes después de dicha esta, se murió el  Papa  Clemente. El Rey Felipe y el Caballero Guillermo se preguntaban si no seguirían ellos. Y, precisamente, mas adelante murió Nogaret y después el Rey Felipe, cumpliéndose  de esta manera la maldición.

Resulta interesante ver cómo se desarrolla una sucesión de muertes después de que finalizara la tragedia de los templarios y cómo Maurice Druon maneja la trama pero lo más interesante  alude a términos y escrutinios de la conformación del Estado, cuando, de acuerdo a la novela , en ese entonces,  París no era arzobispado y  el cómo se tenían que hacer ajustes al valor de la moneda para mantener cierta estabilidad en el reino, muchas empresas se tornan de cada conflicto y un solo propósito del autor, expresar una versión muy documentada y cercana a la realidad de lo que pasó en la alta Edad Media en Francia.

Fuente:  Libro El rey de hierro, Los reyes malditos, de Maurice Druon.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia