Reacciones del cuerpo femenino durante el orgasmo

3Logros
×1

Es sabido que las mujeres suelen alcanzar el culmen de su placer sexual durante el orgasmo. Pero muy pocas personas saben las diferentes situaciones y manifestaciones del cuerpo femenino antes y durante la sucesión de esas sensaciones explosivas.

Los gemidos y jadeos no son las únicas manifestaciones de placer sexual femenino, existen muchas otras  reacciones internas y múltiples variaciones en el organismo.

El orgasmo femenino es un proceso bastante complejo, que involucra una serie de reacciones corporales tanto externas como internas, además es dependiente del grado de estimulación sexual que las mujeres experimentan y también de las condiciones físicas o mentales.

Ahora explicaremos las diferentes etapas y reacciones del cuerpo femenino en su camino hacia el orgasmo:

 

Reacciones ante los estímulos sexuales.

Cuando una mujer se siente excitada, por algún  estímulo físico o visual, su cuerpo empieza a reaccionar de una manera muy evidente: el clítoris se agranda, la vagina se lubrica como un preámbulo a la penetración y los músculos internos de la zona genital comienzan a moverse todo esto es una preparación del cuerpo femenino para el acto sexual.

 

Reacciones corporales producto de la excitación.

Una mujer muy excitada llega a experimentar un aumento de su  temperatura corporal. El ritmo cardíaco se acelera y esto produce una mayor  irrigación de sangre a través del cuerpo, todo eso conlleva a un  rubor general.

 

Aumento  de la excitación sexual.

El aumento de la  excitación sexual hace que el  corazón de las mujeres se acelere más de normal y esa reacción genera un aumento en la irrigación de sangre hacia las zonas erógenas como: el clítoris, toda la zona vaginal o los pechos. Una evidencia de la excitación femenina es que esas zonas suelen inflamarse y volverse más duras.

 

Reacciones  durante el coito.

La estimulación por medio de la penetración y los juegos sexuales, hacen que los músculos del cuerpo femenino se vayan tensando de manera progresiva.

La proximidad del clímax causa la liberación de una  variedad  de sustancias que disminuyen esa tensión muscular  y dan paso al gozo absoluto.

 

Reacciones internas durante el orgasmo.

Cuando se está muy cerca de alcanzar el orgasmo, el corazón irriga de sangre  la zona vaginal y  así las mujeres pueden saber que ya están cerca de llegar al clímax.

 

En el  momento del orgasmo las paredes vaginales se contraen brevemente y las pupilas se dilatan. Las mujeres se ven invadidas de todo tipo de sensaciones y su cuerpo las asume de manera brusca. El cerebro libera químicos que hacen sentir un gran placer y generan una gran cercanía de las mujeres con sus parejas.

Finalmente las mujeres entregan completamente a la acción y así  alcanzan el orgasmo

 

Manifestaciones multiorgásmicas.

Una vez finalizado el orgasmo, la sangre que ha irrigado el corazón aún se halla en la zona vaginal y  por esa razón el clítoris todavía se encuentra muy sensible. Si es que se continuara con la  estimulación,  sería posible alcanzar otros orgasmos en pocos minutos y eso sólo lo pueden lograr las mujeres con capacidades multiorgásmicas.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia