Cualidades de un buen tutor

Todo maestro ha sido tutor en algún momento de su vida, si es así vea las cualidades que debe tener para saber guiar a su tutorando.

tutoring

Preparadores de Oposiciones para la Enseñanza sabemos que un maestro debe tener muchas facultades para que sus alumnos se vean motivados y orientados al aprendizaje, para que al final del camino sea un hombre o una mujer de bien, con valores fundados y un sentido crítico único, en este sentido, quisimos exponer algunas cualidades de un buen tutor para que pueda lograr hacer bien su trabajo.

Simpatía y cordialidad

Sabemos que la parte más difícil de ser maestro es ser un buen tutor, porque no se trata de impartir una clase, sino de prestar la mejor asesoría personalizada a fin de que tu estudiante obtenga la mejor calificación, situación que pudiera poner a más de un maestro de cabeza. Sin embargo un buen tutor, tiene que intentar ser simpático y cordial con el estudiante, recuerda que pasarán muchas horas juntos y lo mejor es tener muy buena relación.

Así mismo el tutor debe esforzarse para lograr afinidad con el estudiante, porque sabemos que hay casos en los que el alumno está pasando por una situación personal  difícil, y se le hace muy complicado concentrarse en sus actividades académicas, justo ahí entra en juego las capacidades de un buen tutor, él debe tener la capacidad de sacarle ánimo a su tutorando para que pueda lograr las metas que juntos se han planteado, bien sea un proyecto final de grado, o aprobar una materia.

Analítico para conocer a su estudiante

El maestro que se desarrolle en el área de tutoría debe tener la cualidad de ser analítico, porque solo así podrá adentrase en la personalidad de su tutorando, saber cuáles son sus fallas, debilidades y fortaleza, le ayudará al tutor a optimizar el desenvolvimiento del chico. Mientras más información tenga de él mejores resultados va a obtener de las metas planteadas.

La idea es que podamos entenderlo y guiarlo en base al previo análisis de comportamiento, es decir, debe conocerlo tan bien como sus padres, ver en qué es bueno para que lo ayude a corregir sus fallas, por ejemplo si la tutoría es para hacer un proyecto de grado y se le dificulta  la investigación de temas, busca que aptitudes tiene el chico para completar otros elementos de su tesis, tal vez sea bueno redactando o conjugando análisis, entonces esta habilidad, si es bien guiada lo llevará sin saberlo al área de investigación. Ser un buen tutor es uno de los desafíos del maestro de hoy.

Saber responder rápido en situaciones improvistas

Normalmente las situaciones improvistas nos ponen en un escenario desconocido e incluso podemos sentir confusión, recuerda que si tú eres el tutor, debes encontrar la manera de resolver el conflicto de manera inmediata, a fin de que el estudiante no se distraiga en el cumplimiento de las metas.

Si está en tus manos, intenta resolver el problema lo más pronto posible, para que no se forme otro paralelamente y obstruya las vías para llegar a la meta, puede que esto suene un poco metafórico y complicado, pero no quisiéramos extendernos y desviarnos del tema. 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia