Reflexionando cuanto queda por hacer, conocer y ser…

  • 04/01/2015
  • 0

Inevitablemente cuando un amigo muere tu mente comienza a girar, en este caso es una amiga virtual, pero esas amistades son igual de amigas o quizás más que otras fuera de la red. En ocasiones son personas con las que mantienes un trato desde largo tiempo, compartes penas, alegrías,.emociones,  secretos, vivencias de algún modo,el dolor en el momento de su marcha es real.

Mil pensamientos te invaden, la muerte es parte de la vida, pero cuesta aceptar que luchas en esta guerra, en algunas batallas resultas herido, en otras logras victorias, también pequeñas derrotas, recibes enseñanzas enriquecedoras, constructivas o que te ayudan a encontrar o encontrarte  y por qué no también puedes dar alguna lección, creas tu propio mundo, dejas el fruto de tus  semillas que al final es lo único que quedará de tú paso por este mundo, pero la realidad es  que después de tanto esfuerzo, más o menos productivo, la  última batalla nadie la ganará. Con el paso de los años, sabes que se va acercando, a pesar de que no hay edad para ese viaje,no puedes evitar reflexionar acerca de tú propio camino, cuanto queda por hacer, conocer y ser...

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia