Villancico

Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad.

¿Y qué?

La Élite seguirá gobernando a su antojo la vida del resto de los humanos. Los bancos seguirán hipotecando nuestras vidas con intereses de usureros. Los políticos nos seguirán mintiendo para convencernos de que se merecen un puesto privilegiado en la sociedad a cambio de que les sirvamos de tapadera para sus robos descarados. El Sistema de autodestrucción masiva seguirá imbuyéndonos de enfermedades el cuerpo y el alma, haciendo el paripé de que tiene la vacuna para su cura en pequeñas dosis de consumismo y engañoso bienestar.

Las iglesias se seguirán llenando de ilusos que creen en una verdad no probada y de hipócritas que se aprovechan de esa ilusión para vivir del cuento sin las preocupaciones de supervivencia que tienen el resto de los mortales.

El amor fraternal entre parte de la humanidad, la que sigue una tradición impuesta por una institución que fue creada a partir de una mentira, se concentrará todo en un par de semanas en vez de desparramar su efecto entre todos los días del año, eso sí, olvidándose de su existencia tras las cenas de compromiso, en que personas que se odian durante el resto del año se ceban y adormecen sus remordimientos con regalos materiales para pagar su desinterés crónico hacia sus congéneres .

Y mientras, se incumple cada uno de los mandamientos que propaga esa religión que ha inventado la Navidad.

Se seguirá quitando la vida a personas y demás seres vivos.

Se seguirá persiguiendo, encarcelando o exterminando a todo aquel que piense o se comporte diferente a la mayoría.

Se seguirá expoliando al Planeta.

Seguirán matándose los hombres en guerras programadas.

Los Derechos Humanos dictados por la Élite seguirán siendo incumplidos por esa misma élite y sus mercenarios.

Y el hombre, en su osadía o en su entontecimiento, seguirá mirando al cielo en busca de una salida a toda la podredumbre que le rodea, quizás para que ésta se siga extendiendo por otros planetas, hacia otros pensamientos, hacia otras creencias.

Por ello, y mucho más, la Navidad, ¿para qué? ¿Para quién?

Y, sobre todo: ¿Por qué?

 

Firmado: Jesús Fernández de Zayas “archimaldito”

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
joker
Carlos R26 d diciembre d 2014 a las 15:54 (UTC)
Opino más o menos como tú pero no va mal aunque sea una vez al año, unas Navidades

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia