Morir de amor 18

  • 27/11/2014
  • 0

Exactamente en eso se convirtió la relación: María y Juan organizaban sus días de tal forma que pasaban las tardes juntos, no sabían si por miedo a introducir cambios que los desestabilizaran porque la cómoda rutina era confortable o por un sinfín de problemas estructurales, como economía y demás , la cuestión es que eso no desmerecía ni un ápice, la ternura: el tacto ,el cariño y la pasión que sentían entre ambos durante muchos años fueron muchos los sacrificios que ambos hicieron por amor, Juan hombre dinámico creativo e inteligente ,denegó varios puestos de trabajo para empresas importantes en las cuales  habría aumentado su prestigio y su cuenta,. María siempre lo animaba no le hubiera importado perderlo si el ganaba……… lo amaba tanto!!!!!!!.  Pero Juan siempre le decía prefiero quedarme contigo.

Y a ella le pasaba igual, prefería arreglarse con poca cosa y disfrutar de la compañía de su hombre,  ,durante veintitrés años  evitaban invitaciones familiares o sociales por el simple hecho de no separarse, preferían limpiar los cristales juntos , hacer una tortilla o cambiar los clavos oxidados del colgador, juguetear dándose masajes o escuchar buena música. En ese lapsus de tiempo sus cuerpos se entendieron mejor hasta llegar a ser unos mapas ; que por muchos recorridos que tuvieran siempre se encontraba en ellos un oasis, algo nuevo, una nueva sensación una dinámica diferente, un nuevo universo por explorar, en ese sentido ambos  eran generosos, lo más importante y lo primero era el placer del otro, ambos lo sabían, y por eso ambos  experimentaban el máximo placer en sí mismos como ofrenda,

En las escasas ocasiones que por algún motivo no pudieron eludir los compromisos, se echaban mucho en falta, se añoraban aun a sabiendas de que era algo natural, se mantenían constantemente comunicados dándose información.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia