Erase una vez

  • 27/11/2014
  • 1

Perdonen ustedes si resulto pesada, y sigo a la carga con mi dichoso papa, pero es que no lo puedo evitar, recuerdo las tardes de los domingos antes de tener televisor en casa. Sus cuatro niñas como cuatro soles y su niño como Aldebarán que él decía, sentadas en la alfombra verde de rosetones de la sala, con sus cuentos y lápices de colores .y mama asando castañas en una vieja lata de tomates con el culo llenito de agujerillos, desde el sofá envuelto en una manta granate sugería !!!!!! . Queréis que os cuente un cuento ?.

La emoción y la ilusión chisporroteaban por nuestros ojos, y al mismo tiempo el pavor, porque acostumbraba a interpretar lo que generalmente se inventaba y lo hacía muy bien, se ponía talco en la cara pinchaba dos ajos en un palillo de dientes y hacia de dracula , o cogía un cestillo de mimbre con manzanas y se enfundaba la manta roja por la cabeza a modo de caperucita. Aunque cuando se acercaba se convertía en lobo feroz `para mordernos la tripa.  no sabíamos muy bien si deseábamos el cuento, o no porque se nos saltaba el corazón con cada susto que nos daba y aunque  alguna que otra vez alguno de sus soles se hizo pis de miedo en la alfombra de rosetones…… siempre pedíamos mas y la respuesta claro esta era siempre a puro grito, siiiiii.

Erase una vez comenzaba el, una cabrita que tenía cinco cabritillos …………En una cabreriza, al salir la cabrita al campo para llenar sus ubres pastando para su prole les decía. No abráis la puerta a nadie, porque puede venir el lobo y hijitos míos os comería siiii siiii contestaban los cabritillos, pero en cuanto se quedaban a solas , a la puerta de la cabreriza asomaba el lobo dando con su pata y diciendo…………….. En esto mi padre ponía mucha efusión¨ Abrid hijitos míos que traigo leche en las tetitas y un haz de leña en las corbetitas,¨ nooo !!!!  Saltaba la más pequeña de mis hermanas con sus puños cerraditos y pegados a sus mejillas, papa seguía …… y el mediano de los cabritillos dejándose llevar por la ilusión de que era su madre abrió la puerta ,al lobo que de una patada la desencajo, comiéndose el rebaño..Gritillos de ansiedad,

Y algún listillo ya tenía interpretación de la historia.  Eso quiere decir que no debemos abrir la puerta a nadie verdad ¿Bueno vedlo como queráis. Silencios de reflexión, para después abalanzarnos sobre él a hacerle cosquillas hasta llorar y comentar, te huelen los pies papa!!!!

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
DSC00104
Félix Rodiño Vallugera27 d noviembre d 2014 a las 19:40 (UTC)
Preciosos recuerdos, Esperanza. Continúa con ellos porque seguro que nos hacen mejores. Un gran abrazo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia