Morir de amor 17

  • 21/11/2014
  • 1

Cada día todos los días, sus cuerpos se conocían y se reconocían vibrantes corrientes se establecían entre ambos ,entre ambos también iban afrontando y dando solución a problemas domésticos , profesionales ,financieros , familiares y emocionales, apoyándose mutuamente, siempre tuvieron mucho cuidado el uno con el otro se trababan con mimo ciertamente que había algo  que nunca supieron resolver, al principio fue comodidad, estaban juntos y preferían disfrutar las horas en casa con Aurora ayudándola a estudiar jugando con ella , al ajedrez la baraja española porque sabían que con ella se podía desarrollar mejor la matemática la estrategia , ellos siempre andaban buscando recursos para que Aurora floreciese en todos sus aspectos ,la llevaban a ballet, a natación, y practicaba taekwondo, trataron de crear el mejor mundo que se le podía ofrecer a un niño, Juan se esmeraba en hacer de sus meriendas y cenas una sorpresa haciendo rositas diminutas con la piel se los tomates, decorando las tortillas con animalitos de zanahoria, y proveyéndola de lo mejor. Los mejores libros de estudio, las mejores colonias pendientes anillos y pulseras. Muchas veces hacían que toreaban con un viejo chal beige ,otras cogían una caña de pescar sin anzuelo y practicaban el arte, o unos guantes de boxeo grises de buen cuero, que María compro, boxeaban contra un gran cojín de terciopelo rosa. Aurora fingía rechazo y a veces lo maltrataba, ocasión que Juan aprovechaba para ir rápidamente a María con su queja, y sus ojos llenos de lagrimas por su frágil corazoncito herido, encontrándose María en el dilema de por cuál de sus dos infantes debería sacar la cara, los miraba a ambos y ellos se miraban entre sí………… ala vamos a recoger la habitación de los juguetes. Pero cuando Juan menos se lo esperaba, Aurora lo asaltaba por la espalda, llenándolo de besos y caricias haciéndole cosquillas y pasando sus dos pequeñas manos por toda su cabeza acariciando su pelo,, otra manera de asalto era bombardearlo con mil preguntas y Juan emocionado  siempre se disponía a contestar .y Cuando aurora iba de viaje en su mente el primer recuerdo era para Juan , una bonita postal, una bota de vino, una cartera .

Al principio ninguno planteo ningún cambio, estaban cómodos y no necesitaban mas pero al paso de los meses María si echaba  de poder salir a la calle con Juan, se estaba convirtiendo su relación en una relación oculta?

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Yo
Antonio Borreguero Galiano21 d noviembre d 2014 a las 19:58 (UTC)
¡Vales un Potosí, amiga Esperanza...Muy bueno!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia